ikea

informacion sobre esta empresa

ikea
Respeto a los trabajadores de Ikea
* E-mail:
* Password:
Registrarse Presentación Miembros Imágenes
¿Has olvidado tu Password?

Autor Mensaje
Nancho Pamplona
 
Mensajes: 1
Registrado: Julio/2013
Estado: Off-line
Grupo: Nuevo usuario
 
 
  Que bien me atendieron en Baracaldo 04/Julio/2013 - 16:31

Una grata sorpresa, mi mujer me mando a cambiar unas camas. Cielos pensé, me espera un día largó y trabajoso. Nada más lejos de la realidad. Nos recogieron todo en 5 minutos, llegamos a la sección de camas y Idoia nos imprimió el pedido después de recomendarnos un somier mejor y más económico y asegurarse de que había existencias. En 10 minutos lo teníamos todo en el carro. Tuvimos que recoger los colchones en un mostrador, lo hicieron en 5 minutos. Ha se me olvidaba, la chica majisima que nos recogió la mercancía, nos regalo un pastel a cada uno y un perrito + refieresco. Enhorabuena al personal de Ikea Baracaldo y suerte con vuestra negociación con los Suecos.
xuco
 
Mensajes: 1
Registrado: Noviembre/2012
Estado: Off-line
Grupo: Nuevo usuario
 
 
  Re: Respeto a los trabajadores de Ikea 03/Noviembre/2012 - 15:53

Ya te bale  mandarle subir cuando los tenias al lado

Yo creo que los dependientes os cachondeáis  de los clientes cuando buscamos algo que tenemos en cima nuestro y no lo encontramos

Hay que tomarse la vida con mas humor 

dependiente
 
Mensajes: 1
Registrado: Abril/2012
Estado: Off-line
Grupo: Nuevo usuario
 
 
  Re: Respeto a los trabajadores de Ikea 18/Abril/2012 - 17:31

os comprendo perfectamente sobre todo a la ultima compañera yo en cambio he tenido 2 altercados asi y con hombres y mi reaccion fue encararme. con el primero casi le doy con un carrito amarillo y claro era mas novato ahora despues de dos años tuve que encararme con otro ya que insultaba a un compañero y vociferandome a mi dejandome en ridiculo de media tienda ademas de la cola de 50 personas que tenia en caja. la gente es muy estupida la mayoria viene con cara larga pues vete a comprar al merkamuebles no te joe.

maria
 
Mensajes: 1
Registrado: Diciembre/2011
Estado: Off-line
Grupo: Nuevo usuario
 
 
  IKEA MALAGA 28/Diciembre/2011 - 17:18

Hola queria desahogarme y lo hago por aqui para que gente como yo que estaba ciega y creia que todo lo que predicaba la empresa era realidad abra los ojos y vean que es la realidad.

Hablo solo de la experiencia particular de un Ikea que es el de Málaga seguramente en el resto no pase lo mismo o por lo menos eso quiero creer. Los hechos en cuestión han sido de una gravedad extrema y de una injusticia indescriptible. se ha calumniado a un grupo de trabajadores y humillado por el simple hecho de que a una nueva jefa de departamente les parezcan marujas-sudacas y gente sin estudios universitarios (hablo de la seccíon de restaurante) donde el personal se dedica a servir la comida , recoger platos, cobrar y limpiar. Han despedido a toda la plantilla fija acusandolos de robar(no pagar en cantina el 1,50 que cuesta comer) por otro lado totalmente incierto como se demostro con imagenes en un juicio, no solo han intentado callar a los demas trabajadores sino que por no estar de acuerdo con las formas de hacerlo a un jefe de seccion le han calumniado tambien con mentiras llegando a acusarle de boicotear a la empresa, a las dos compañeras que fueron a testificar al juicio y contaron la verdad las despidieron tambien. Y podria contar muchas cosas mas que no debo por respeto a terceras personas que no me gustaria perjudicar. Todo parece de pelicula, pero es cierto. Me siento engañada y muy humillada porque a pesar de no tener estudios universitarios se hacer muy bien mi trabajo, he luchado y he trabajado como debia he pagado religiosamente todas mis comidas tengo todos mis tickets guardados y todavia tengo que oir como ex compañeros comentan todo esto como si estuviesemos en el paro por ladrones, solo hago una reflexión cualquiera de vosotros podria estar en la misma situación y os hubiese gustado que gente como las dos compañeras que echaron por decir la verdad os hubiese apoyado, hay mucho cobarde y no todo en la vida es conservar un trabajo y menos un trabajo en el que te hacen estas barbariades.

kambalache
 
Mensajes: 3
Registrado: Septiembre/2009
Estado: Off-line
Grupo: Nuevo usuario
 
 
  Re: Respeto a los trabajadores de Ikea 29/Septiembre/2009 - 10:01

Paciencia compañera, el mundo está lleno de gente maleducada y asquerosa que se cree que la gente que trabajamos en el comercio somos sirvientes suyos.

 ODIO a la gente que se mete en IKEA un sábado en hora punta y no hace más que protestar porque no hay empleados suficientes para atender sus deficiencias mentales que cualquier persona que sepa leer lo puede resolver por si misma y encima pasan a tu lado protestando de lo mierda que es IKEA o te miran mal porque para salir tienen que hacer todo el puto recorrido (SEÑORES CLIENTES, LOS EMPLEADOS DE TIENDA NO SOMOS LOS QUE HEMOS DISEÑADO EL MODELO DE TIENDAS IKEA, ASÍ QUE NO TENEMOS LA CULPA DE QUE ESTÉ ASÍ MONTADO, Y DE QUE PARA IR A FUMARSE UN PUTO CIGARRO HAYA QUE CAMINAR TODA LA TIENDA), o porque no le atienden con toda la rapidez que su impaciencia exige, si te vas un Sábado a comprar TE JODES Y APECHUGA, porque a otras 7000 personas se les ha ocurrido lo mismo que a tí y se han metido en una tienda IKEA a comprar.

 En fin, siempre será el sino de IKEA en éste país. La gente quiere que se lo den todo hecho y mascadito y no tener que escurrirse la neurona lo más mínimo.

Ala ya ta de momento "ohmmmmmm" .

Hana
 
Mensajes: 1
Registrado: Julio/2009
Estado: Off-line
Grupo: Nuevo usuario
 
 
  Respeto a los trabajadores de Ikea 20/Julio/2009 - 16:06

Buenos días a todos. Nunca creí que utilizaría estos medios para compartir una experiencia, pero lo que me ha pasado es tan fuerte que allá voy…

Soy una trabajadora de Ikea que lleva 5 años en la empresa. Actualmente sólo voy los fines de semana a sacarme un sueldo extra. Trabajo en menaje de cocina (ollas, vasos, platos…) en la planta baja.

Como todos sabéis, Ikea despierta auténticas pasiones entre la gente: de aceptación y entusiasmo por un lado y de odio y rechazo por otro. Desgraciadamente, los que pertenecen al segundo grupo de clientes, es decir, gente a que no le gusta Ikea, van a comprar igual que los que sí les gusta Ikea. Qué sucede – pues que vienen y desde que aparcan el coche en el siempre abarrotado parking y entran en la (hablo de un sábado) tienda que está hasta arriba de gente; empiezan a cabrearse y a ver fallos por todas partes.

Yo trabajo allí. Me paso ocho horas de cada sábado de mi vida rodeada de montones de gente, con el ruido de su conversación tan alto que no distingo el hilo musical; me paso mi jornada laboral contestando a un cliente detrás de otro, además de yendo siempre con prisas para cumplir con la lista de tareas y rutinas que me toca sacar adelante. A menudo termino con agujetas en todo el cuerpo de tanto correr de un lado a otro y de cargar peso al vuelo. Y no hablo del cansancio mental: el ruido, las masas… termino con el cerebro totalmente embotado.

Y si a esto se le suman los clientes cabreados… que sin una verdadera razón le atacan a una… eso es lo que me pasó el pasado sábado día 18 de julio del 2009.

Me atacó una señora histérica (más adelante describiré el incidente) y si han leído hasta aquí y les interesa leer un poco más, yo me pregunto: ¿Qué necesidad hay de tratar así a otra persona?  Porque le recuerdo a esa señora en particular y a todos nosotros en general: los que trabajamos en Ikea somos personas. Detrás de los polos amarillos hay almas, mentes y corazones; personas que nos vemos en la necesidad de trabajar y lo único que intentamos es ganarnos nuestro pan.

Y nos merecemos un respeto por ello, por ser trabajadores y además trabajadores sufridos del sector de comercio. Nuestros turnos son rotativos, trabajamos en festivos y domingos, sólo libramos algún fin de semana. Trabajamos con presión, con prisas, y por unos sueldos que no son nada astronómicos.

Bien, os contaré la desagradable experiencia que me tocó vivir por culpa de una señora amargada:

Se me acercó a media tarde y me preguntó que dónde estaban los rollos de cocina. O eso es lo que yo recuerdo. Me puse a atenderla ayudándole en su búsqueda de rollos de cocina que son de plástico y se utilizan para forrar los cajones o proteger los muebles de cocina (además son antideslizantes). El 95 % de los clientes que pronuncian la palabra rollo de cocina buscan este artículo y aunque no puedo reproducir con exactitud en diálogo con la señora, sí puedo asegurar que nada me hizo sospechar que ella buscara otra cosa. Le contesté lo que le digo a todo el mundo que busca este artículo: que los rollos de cocina se encuentran en la planta primera, en la sección de cocinas.

Puso cara de fastidio y me preguntó si le podría decir cuánto costaban para ver si volver a subir hasta allí o no; le dije que no me acordaba del nombre del artículo y mucho menos del código, así que no podría mirarle el precio en el ordenador,  sin embargo me acerqué hasta el ordenador, introduje “Rationnel” que creo que es el nombre del artículo, y me puse a buscarlo. El problema es que Rationnel es una familia bastante amplia y me salió una lista de más de 50 artículos, todos se llaman Rationnel y la descripción de qué se trata viene detrás con siglas: por ejemplo “Rationnel est” es estante, “escub” sería escurrecubiertos, etc. Estuve buscando Rationnel rollo (“rll”) o protector (“prot”) pero no lo encontraba, de modo que concluí que no debía ser ése el nombre del artículo y le dije a la señora, que estaba a mi lado observando mi actuación, que lo sentía pero no encontraba el artículo y que tendría que subir ya que no le podía decir el precio.

Y la señora se fue.

Un tiempo después, estaba yo moviendo unos platos para preparar un hueco para nueva mercancía que entraría por la noche; cuando se me acercó una señora (era la misma, pero al principio no la reconocí ya que atiendo mucha gente y no me quedo con sus caras) y me preguntó en un tono que no vaticinaba nada bueno:

“Perdona, “¿tú trabajas aquí??”    

“Sí,” le contesté.

“¡Pues no lo parece, porque no te enteras una mierda!” me soltó y blandió un soporte de rollos de papel de cocina y lo agitó amenazadoramente en el aire, mientras cogía el aire para acto seguido ponerse a gritarme:

“¡¡¡Porque yo te pregunté antes por esto que lo acabo de coger aquí pero tú me dijiste que estaba arriba y me hiciste dar toda la vuelta cuando lo tienes aquí!!!”

Queridos lectores, en ese momento por mi cuerpo corrieron varias sensaciones. No soy una persona que le gusten los conflictos, a saber, no tengo sangre para ello (a diferencia de la señora), así que sentí que me ponía a la defensiva, por otro lado rápidamente entendí que se trataba de un malentendido porque yo en ningún momento supe que estaba buscando un soporte de rollo de papel de cocina, e intenté explicárselo. La señora no me quiso escuchar, y me cortó exclamándolo un “Dime tu nombre porque quiero poner una queja” tan cargado de venganza y desprecio que aún puedo sentir su peso. Le volví a decir lo que había pasado, que no la entendí que quería un soporte sino que buscaba rollos de cocina y que eso es un artículo que sí está en la planta de arriba; pero la señora me chilló que “me tenía que haber enterado bien” y luego empezó a decir que además yo sabía que ella buscaba un soporte porque se lo dije y que también le dije que los soportes, aparte de estar en la planta de arriba, eran de madera o de acero inoxidable; cosa que o se inventó o me estaba confundiendo con alguien, porque juro por mi madre que nunca le dije eso. Y me indigna mucho que se lo haya inventado.

En fin, una situación muy desagradable; la señora se fue echando humos a atención al cliente, claro que la historia que se creó ella en su mente para ella merecía tanta molestia: a saber que yo desde el principio supe que buscaba soportes de papel de cocina, y que además se los describí con precisión y la mandé arriba a por ellos.

Cuando lo que sucedió en realidad fue algo totalmente involuntario, yo simplemente no me enteré que buscaba el soporte y encima de un rollo de papel; y ella no me corrigió en ningún momento cuando le hablé de los rollos protectores de cocina. 

Así que lo siento por la señora, por la vuelta que se ha tenido que dar; pero me siento ultrajada, tratada con menosprecio y de una forma indigna.

Para empezar: ¿y si fuera mi primer día de trabajo? ¿Y si me hubieran mandado a menaje simplemente para sustituir a alguien durante un tiempo? La reacción de la señora acabaría con los nervios de un novato en menos de un segundo. Yo me considero más curtida, pero aún así, estoy consternada por su falta de respeto y de educación. ¿Quién es ella para gritarme? Y eso de amenazar con poner una queja… esas ansias de venganza, estoy segura de que para esa señora sería una enorme satisfacción si me despidieran en el momento como castigo.

A mí me da igual que ponga la queja, porque confío en el buen criterio de los que la tengan que resolver y tengo la conciencia tranquila: no creo que se pueda culpar a uno por no enterarse bien, si el otro tampoco se ha explicado bien.

 

Y a la señora le deseo que le salga una úlcera por todo el cabreo que la tuvo consumida; y que cada vez que vaya a coger un trozo de papel de cocina del dichoso soporte, se acuerde de esto y le dé un pinchazo en la úlcera.


Usuarios activos
171 usuarios activos: 0 miembros y 171 huespedes en el foro.
 Reglas de mensaje
puedes escribir nuevos temas
puedes responder a los temas
puedes adjuntar archivos
no puedes editar tus mensajes
Contactar con el Administrador del foro.



La utilización del servicio vendrá condicionada por la previa aceptación de las Condiciones Generales de Uso del Servicio.

Foro gratis creado en ForosWebGratis.com. Crea tu propio foro aquí.