Ministerio Pan de Vida en Red
Renunciar a todo para seguir a Cristo por Ma. Elena Ferrete
* E-mail:
* Password:
Registrarse Presentación Miembros Imágenes
¿Has olvidado tu Password?

Autor Mensaje
Rodolfo Plata
 
Mensajes: 2
Registrado: Diciembre/2009
Estado: Off-line
Grupo: Nuevo usuario
 
 
  LA IMPORTANCIA DE SEGUIR A CRISTO NO COMO DIOS SINO COMO HOMBRE 13/Diciembre/2009 - 09:49

El humanismo secular cristiano toma a Cristo como ejemplo de la trascendencia humana, por eso lo sigue no como Dios sino como hombre. http://www.scribd.com/doc/17694382/-EL-HUMANISMO-SECULAR-CRISTIANO.Y-EL-DESLINDE-OBJETIVO-DEL-CAMINO-ECUMÉNICO
Rodolfo Plata
 
Mensajes: 2
Registrado: Diciembre/2009
Estado: Off-line
Grupo: Nuevo usuario
 
 
  LA IMPORTANCIA DE SEGUIR A CRISTO NO COMO DIOS SINO COMO HOMBRE 13/Diciembre/2009 - 09:47

El humanismo secular cristiano toma a Cristo como ejemplo de la trascendencia humana, por eso lo sigue no como Dios sino como hombre. http://www.scribd.com/doc/17694382/-EL-HUMANISMO-SECULAR-CRISTIANO.Y-EL-DESLINDE-OBJETIVO-DEL-CAMINO-ECUMÉNICO
Ps. Enrique y Carmen Patiño
 
Mensajes: 572
Registrado: Abril/2007
Estado: Off-line
Grupo: Administrador del foro
 
 
  Renunciar a todo para seguir a Cristo por Ma. Elena Ferrete 19/Mayo/2008 - 06:11

Renunciar a todo para seguir a Cristo...........
Publicado por Elena_mpdv el 8/3/2008 (10 lecturas)
Renunciar a todo para seguir a Cristo...........
RENUNCIAR A TODO PARA SEGUIR A CRISTO? (reflexión) 27/Octubre/2007 - 04:24

--------------------------------------------------------------------------------
LUCAS 14, 25-33

"El que no renuncie a todos sus bienes no puede ser mi discípulo"

En este pasaje del Evangelio, veremos que ser discípulos de Cristo es una tarea exigente que pide renunciar a todas las cosas y cargar la propia cruz para seguirle.


Jesucristo se hizo hombre y vino al mundo por amor a nosotros, para abrir las puertas del Cielo que se nos habían cerrado por el pecado original y para enseñarnos el camino para alcanzar la salvación. Y en el Evangelio nos habla muchas veces de que ese camino que conduce a la Vida no es un camino fácil, sino estrecho y exigente. Para todo cristiano auténtico, el hecho de seguir a Cristo fielmente debe ser una de las prioridades de nuestra vida. Jesús nos deja ver muy claro que para seguirle por sus caminos, es necesario esforzarnos y luchar e ir muchas veces contra corriente de lo que el mundo nos pide.

Lucas nos dice cómo Jesús, cuando iba de camino entre un pueblo y otro, aprovechaba para enseñar a la multitud que le acompañaba. Y les dice claramente que seguirle no era cosa sencilla, es un camino lleno de exigencias. Esta es una de las ocasiones en que habla de que si queremos ir tras de El, tendremos que ir en contra del padre, la madre, los hermanos e incluso a nuestra propia vida. El uso de estas palabras, se refiere a que debemos de preferir a Cristo antes que a cualquier otra cosa o persona, ponerle a El en primer lugar. Y esto, en nuestro mundo actual en donde el placer, el materialismo y el apego a las personas y las cosas son tan fuertes, no es nada fácil de lograr.

Pero si esto no fuera suficiente exigencia, e Señor nos dice: "El que no lleve su cruz y venga en pos de mí, no puede ser discípulo mío". Y todos sabemos que la vida está llena de "cruces", de cargas pesadas que cuesta llevar. Y más sencillo sería sacarles la vuelta, renegar de ellas o tratar de evitarlas. Pero Cristo nos habla muy claro y nos dice que para ir tras de Él hay que abrázanos con amor a nuestra cruz, cualquiera que ésta sea y seguirle.

Quizá para algunos la cruz significará alguna enfermedad o dolencia, algún familiar difícil cerca de nuestras vidas, un carácter poco agradable, los problemas económicos, dificultades con los hijos. Todo esto, aceptado con amor y ofrecido a Dios, nos ayudará a cumplir con nuestra misión y a acercarnos más a él.

Y una de las grades tareas de nuestra vida, podemos decir que la más importante, es precisamente responder al llamado que Dios nos hace a seguirle, para estar cada vez más cerca de Él. Y cuando nos ocupamos de un proyecto tan grande, es necesario valorar los recursos con los que contamos para sacarlo adelante.

A este respecto Jesús nos narra dos parábolas. Primero nos habla de un hombre que quiere edificar una torre, pero que antes de comenzar se sienta a hacer cálculos y valora si tendrá suficiente para terminarla, para no quedar en ridículo ante los demás. La segunda se refiere a un rey que sale a enfrentarse con otro rey, pero antes de hacerlo, mide las fuerzas de su ejército para ver si será capaz de derrotarlo y si no mejor envía una embajada para hacer las paces con el otro reino.






En estas parábolas Jesús nos quiere enseñar, que cuando emprendemos una gran tarea es muy importante que sepamos valorar los recursos con que contamos para llevarla a cabo y no correr el riesgo de quedarnos a medias en el camino. Seguir a Cristo en nuestro caminar es esa gran empresa en nuestra vida.

El Señor ya nos hizo ver que no es una tarea fácil, es un camino estrecho y exigente que requiere de mucho esfuerzo de nuestra parte y de mucha ayuda de la gracia de Dios.

Por eso, en nuestro caminar siguiendo los pasos de Jesús, es muy importante que valoremos nuestros recursos para poder alcanzar nuestra meta. Y para ello, nos sería muy útil realizar un buen examen para conocernos con humildad tal como somos y a dar estos tres pasos que nos pueden ser de gran ayuda:

Conocer los medios con que contamos para sacar provecho de ellos y utilizarlos a nuestro favor, nos referimos a nuestras cualidades, a nuestros recursos, todo lo bueno que tenemos y que hemos recibido, no por méritos propios, sino por la gracia y amor de Dios.
Conocer todo aquello que nos hace falta, están aquí nuestros defectos, nuestras imperfecciones, nuestras necesidades, que es importante reconocer primero para poder mejorar y remediar, y también saber pedir ayuda a Dios, y con su gracia salir adelante.
Conocer aquello que nos estorba, las piedras que hay en nuestro camino, las dificultades que nos encontramos y que nos impiden alcanzar nuestra meta, para tratar de quitarlas y hacerlas a un lado y evitar que nos impidan avanzar.
No es fácil el conocimiento profundo de nuestra persona, sobre todo, no es fácil reconocer nuestras debilidades y flaquezas. Por eso queremos pedirle a Jesús que nos ayude a tener un corazón humilde que nos permita pedir perdón cuando sea necesario, levantarnos de nuestras caídas y retomar el camino en su seguimiento.

Es un hecho que Jesús tiene grandes exigencias para quienes decidimos seguirle, cargar con su cruz, perder su vida... Pero el Señor nos insiste en la idea de que la cruz siempre es necesaria para alcanzar el triunfo final, como Él mismo lo mostró con su vida, muerte y resurrección.

Por eso, antes de comprometernos, es necesario pensarlo bien, cuando decimos si, que nuestro si, sea verdaderamente SI. renunciar a todo lo que pueda darnos y estado seguros de que seguir a Jesús, aunque nos cueste, siempre valdrá la pena.

SEÑOR YO TE ALABO Y TE BENDIGO, Y TE PIDO QUE ME ILUMINES PARA ENTENDER EN DONDE ESTA LA RAIZ DE MIS FALLAS, QUE ES AQUELLO QUE ME ESTA IMPIDIENDO SEGUIR MAS DE CERCA A CRISTO, PARA QUITARLO DE MI CAMINO Y PODER MEJORAR, EN MI CARACTER, TRABAJAR CON MI EGOISMO, PESIMISMO, SOBERBIA, PORQUE SOLAMENTE TU SEÑOR PUEDES TOMAR EL CONTROL DE MI VIDA, PARA QUE ASI, YO TE PUEDA SEGUIR EN ESE CAMINAR QUE VA HACIA TI, TODO ESTO TE LO PIDO SEÑOR, EN NOMBRE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO, AMEN, AMEN Y AMEN

Usuarios activos
50 usuarios activos: 0 miembros y 50 huespedes en el foro.
 Reglas de mensaje
no puedes escribir nuevos temas
puedes responder a los temas
no puedes adjuntar archivos
no puedes editar tus mensajes
Contactar con el Administrador del foro.



La utilización del servicio vendrá condicionada por la previa aceptación de las Condiciones Generales de Uso del Servicio.

Foro gratis creado en ForosWebGratis.com. Crea tu propio foro aquí.