RED NACIONAL DE COMUNICACION DE LOS C. COMUNALES

Red Nacional de Comunicacion de los C. COMUNALES
democracia protagonica, cual alcalde cumple estas lineas?
* E-mail:
* Password:
Registrarse Presentación Miembros Imágenes
¿Has olvidado tu Password?

Autor Mensaje
amado rivero
 
Mensajes: 49
Registrado: Octubre/2008
Estado: Off-line
Grupo: Administrador del foro
 
 
  democracia protagonica, cual alcalde cumple estas lineas? 25/Octubre/2008 - 02:07

LÍNEAS GENERALES DEL PLAN DE DESARROLLO ECONÓMICO Y SOCIAL DE LA NACIÓN 2007-2013

 

 

III. DEMOCRACIA PROTAGÓNICA REVOLUCIONARIA

 

 

III-1. Enfoque

 La democracia protagónica revolucionaria es la expresión genuina y auténticade la verdadera democracia.

 Los espacios públicos y privados se consideran complementarios y no separados y contrapuestos, como en la ideología liberal.

 Es necesario que los individuos se organicen para lograr las ventajas que otorga la asociación cooperativa, es decir, transformar su debilidad individual en fuerza colectiva, teniendo en cuenta que el establecimiento de la organización no implicará menoscabo de la independencia, autonomía, libertad y poder originario

 del individuo.

 Los ciudadanos personificarán y ejercerán siempre los mecanismos sustantivos del poder político, es decir, conservarán siempre su poder y su soberanía, la cual está siempre orientada el bienestar de todos, con los principios de igualdad y libertad.

 El cambio debe estar orientado a poner de relieve los elementos en común, que permitan construir una comunidad, no individuos aislados y egoístas atentos a imponer sus intereses a la comunidad. A esa entidad - la comunidad - se entrega todo el poder originario del individuo, lo que produce una voluntad general, en el sentido de un poder de todos al servicio de todos, es decir, sustentado moral y colectivamente, lo que obliga a que la conducta de los asociados, aunque tengan

 intereses particulares, (voluntades particulares), para poder ser moral deberá estar

 guiada por la justicia, es decir, por principios de igualdad –única manera de fortalecer el cuerpo político colectivo-, y de libertad.

 Dado que la soberanía reside en el pueblo, este puede por sí mismo dirigir el Estado, sin necesidad de delegar su soberanía, tal como en la práctica sucede con la democracia representativa o indirecta. Ésta dirección del Estado está indisolublemente unida a la búsqueda del bien común, y no como en la democracia representativa en la que, bajo la argucia de la libertad individual, con el camuflaje de la “igualdad de oportunidades” y el acicate de la competitividad, se legitima el interés de grupos minoritarios contrapuestos al interés general de la sociedad.

En la democracia participativa, es la soberanía popular la cual se hace tangible en el ejercicio de la voluntad general, la cual no puede enajenarse nunca, y el soberano, que no es sino un ser colectivo, no puede ser presentado más que por sí mismo: el poder puede ser transmitido pero no la voluntad. La consecuencia es

 

 

lógica: si la soberanía reside en el pueblo y éste acepta obedecer a un poder distinto, por ese mismo acto se disuelve como pueblo y renuncia a su soberanía.

La soberanía popular está reunida en asamblea pública de ciudadanos (Asamblea

 Constituyente), única depositaria legítima del poder legislativo. La soberanía no puede ser representada, la voluntad no admite representación.

La democracia protagónica revolucionaria se fundamenta en el republicanismo

 y el bolivarianismo. En ésta, la soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, quien la ejerce directamente en la forma prevista en la Constitución y en la ley e, indirectamente, mediante el sufragio, por los órganos que ejercen el Poder Público.

 La democracia protagónica revolucionaria se basa en la defensa, conservación y desarrollo de la vida humana y en la corresponsabilidad solidaria por la vida del otro en comunidad. La sociedad es un tejido comunitario y solidario, guiado por el bien común que tiene en la solidaridad el principal sentido de la vida humana.

 El bien común determina el sentido de lo justo y lo bueno, es decir, de lo ético, lo cual determina el contenido de la legislación general, es decir, de la Constitución

 y las leyes. No es ético lo que va en contra del bien común.

 En la democracia protagónica revolucionaria, el Estado garantiza los contenidos

materiales que exige la realización del bien común: la justicia está por encima del derecho; y las condiciones materiales para garantizar el bienestar de todos, tales como educación, salud y trabajo están por encima de la simple formalidad

 de la igualdad ante la ley y el despotismo mercantil.

 En la democracia protagónica revolucionaria, el Estado es ético, de carácter solidario, preserva los derechos a la defensa de la vida y la solidaridad en comunidad como sentido de la cooperación social. Está fundado en la conciencia ética y no en la represión, pues no admite que intereses particulares se impongan al interés general de la sociedad y el bienestar de todos. El pueblo, por sí mismo, ejerce el poder y la soberanía. Los ciudadanos son éticos, autónomos, cooperativos y conscientes; conservan en sus manos la soberanía, la cual no se puede enajenar ni dividir, pues la soberanía es el derecho del pueblo para garantizar el bien común.

 Los ciudadanos conservan siempre el poder político, es decir, la soberanía, la cual

 es indelegable, indivisible e infalible pues está al servicio de toda la comunidad. Nadie puede renunciar, ni delegar su soberanía porque pierde su libertad y su

 derecho a una vida digna. Ésa es la razón por la cual, también, la ejerce directamente a través de la ley (de la función legislativa del ciudadano) y con un sentido ético. También es la razón por la cual es indivisible e, incluso, infalible, pues todos no pueden actuar en contra de sus propios intereses comunes. El ejercicio de los derechos implica la corresponsabilidad social del ciudadano para garantizarlos conjuntamente con el Estado, el poder político. El funcionario público, cualquiera sea su nivel, es un simple delegatario de poder del ciudadano.

 Por eso la importancia de la educación, principalmente moral, y la necesidad del bienestar colectivo o bien común como guía de la sociedad. a. Para alcanzar mayor solidez de la democracia protagónica revolucionaria se hace necesario restituir a la política su carácter público, participativo, ético y solidario, cuyo principal sentido es la constitución de la ciudadanía, los espacios de civilidad, las instituciones y una cultura política democrática, basada en una elevada conciencia social ética y en una activa y consciente participación ciudadana. Se trata de rescatar la política como mediación para la vida humana vital, a través de su sentido de solidaridad y de la búsqueda del bien común. b. El poder político será utilizado como palanca para garantizar el bienestar social y la igualdad real entre todos los miembros de la sociedad. Por eso, la justicia está por encima del derecho y la ley, aunque los presupone.

 Se garantizan las condiciones materiales para el ejercicio real de los derechos a la educación, la salud, el trabajo, la recreación, aunque el ciudadano no tenga dinero con que pagarlos. c. El ejercicio de la soberanía se realiza a través de la participación ciudadana en todos los ámbitos de la actividad legislativa y en la toma directa de decisiones para la dirección del Estado en todos los niveles de éste: nacional, regional y local. El ciudadano puede delegar su poder, pero no su soberanía. Por eso, cuando el funcionario a quien delega dicha función se aparta de ella, puede destituirlo a través del referéndum. d. Enfrentar la corrupción mediante sanción ejemplarizante a los corruptos, promover una conciencia ética, legislar con equidad y severidad, crear los mecanismos expeditos para la participación contralora de la sociedad y como forma determinante de su participación.

e. La integración, comunicación y coordinación, entre las diversas organizaciones

 populares, es determinante para el logro pleno de la democracia protagónica revolucionaria. f. El espacio para la participación protagónica debe seguir siendo conquistado y mantenido por las organizaciones populares. g. Es necesario mantener la coherencia entre el discurso sobre la democracia protagónica revolucionaria, por una parte, y el proceder de todas las instituciones de la sociedad, por la otra; de esa manera, aunado al continuo incentivo de los valores democráticos, se estará garantizando el mantenimiento del poder popular de las venideras generaciones. h. Promover el control social de la población hacia los medios de comunicación masivos. i. Fomentar la utilización de los medios de comunicación como instrumento de formación. j. Universalizar el acceso a los diferentes tipos de comunicación. k. Establecer como obligatorio la utilización de códigos especiales de comunicación para los discapacitados. l. Fortalecer los medios de comunicación e información del Estado y democratizar sus espacios de comunicación.

 III-2. Objetivos

 III-2.1 Alcanzar irrevocablemente la democracia protagónica revolucionaria, en la cual la mayoría soberana personifique el proceso sustantivo de toma de decisiones.

 III-2.2 Construir la base sociopolítica del Socialismo del siglo XXI.

 III-2.3 Formar una nueva cultura política basada en la conciencia solidaria del ciudadano, de sus derechos y responsabilidades.

 III-2.4 Construir un sector público al servicio del ciudadano que conduzca a la transformación de la sociedad.

 III-2.5 Ampliar los espacios de participación ciudadana en la gestión pública.

 III-2.6 Fortalecer la práctica de la información veraz y oportuna por parte de los medios de comunicación masivos.

 III-2.7 Fomentar que los medios de comunicación masivos formen parte de la promoción y defensa de la soberanía nacional.

 III-2.8 Consolidar al sistema de comunicación nacional como instrumento para el fortalecimiento de la democracia protagónica revolucionaria y la formación.

 III-3. Estrategias y Políticas

 III-3.1 Fomentar la capacidad de toma de decisiones de la población:

 III-3.1.1 Difundir experiencias organizativas comunitarias.

 III-3.1.2 Promover la formación y organización social.

 

 

III-3.1.3 Crear canales efectivos para la contraloría social.

 III-3.2 Convertir los espacios escolares en espacios para la enseñanza y la práctica democrática:

 III-3.2.1 Impulsar e incentivar la formación docente.

 III-3.2.2 Promover la participación escolar en actividades de la comunidad.

 III-3.2.3 Incentivar el comportamiento y los valores democráticos.

 III-3.3 Desarrollar una red eficiente de vías de información y de educación no formal hacia el pueblo:

 III-3.3.1 Fortalecer la red de medios de comunicación alternativos.

 III-3.3.2 Incentivar la creación y el fortalecimiento de vínculos y comunicación entre organizaciones sociales.

 III-3.3.3 Promover canales de educación no tradicionales.

 III-3.4 Construir la estructura institucional necesaria para el desarrollo del Poder Popular:

 III-3.4.1 Crear canales regulares directos entre el Poder Popular y el resto de los poderes.

 III-3.4.2 Fortalecer y crear mecanismos institucionales que privilegien la participación popular.

 III-3.5 Garantizar la participación protagónica de la población en la Administración

 Pública Nacional:

 III-3.5.1 Identificar y responder a las necesidades no atendidas de la población.

 III-3.5.2 Mejorar y fortalecer los instrumentos legales y los mecanismos institucionales de participación ciudadana ya establecidos.

 III-3.5.3 Diseñar y consolidar nuevos mecanismos institucionales para la participación ciudadana en el sector público.

 III-3.6 Elevar los niveles de equidad, eficacia, eficiencia y calidad de la acción pública:

 III-3.6.1 Propiciar la coherencia organizativa, funcional, procedimental y sistémica de los órganos públicos.

 III-3.6.2 Incrementar los niveles de capacidad y conocimiento del funcionario público.

 III-3.6.3 Implementar la simplificación de trámites administrativos a todos los niveles.

 III-3.6.4 Instaurar y aplicar sistemas de evaluación de gestión de organismos y funcionarios.

 III-3.6.5 Promover los principios de coordinación y cooperación inter-orgánica de la administración pública a todos los niveles.

 III-3.7 Construir una nueva ética del servidor público:

 III-3.7.1 Crear estímulos a los servidores públicos.

III-3.7.2 Ofrecer formación para su mejoramiento.

III-3.7.3 Cambiar la cultura actual del servidor público.

 III-3.8 Combatir la corrupción de manera sistemática en todas sus manifestaciones:

 III-3.8.1 Garantizar la transparencia y democratización de la información.

 III-3.8.2 Fortalecer y articular mecanismos internos y externos de seguimiento y control sobre la gestión pública.

III-3.8.3 Promover la corresponsabilidad de todos los agentes sociales y económicos.

 III-3.9 Fomentar la utilización de los medios de comunicación como instrumento de formación:

 III-3.9.1 Utilizar los medios de comunicación como instrumentos de formación en valores ciudadanos.

 III-3.9.2 Educar en la utilización responsable y crítica de los medios de comunicación.

 III-3.9.3 Promover el control social de la población hacia los medios de comunicación masivos.

 III-3.10 Promover el equilibrio entre los deberes y derechos informativos y los comunicacionales de los ciudadanos y las ciudadanas:

 III-3.10.1 Facilitar el acceso de la población excluida a los medios de comunicación.

 III-3.10.2 Estimular la participación ciudadana en la defensa

 de sus derechos y el cumplimiento de los deberes comunicacionales.

 III-3.11 Universalizar el acceso a los diferentes tipos de comunicación:

 III-3.11.1 Fomentar el hábito de la lectura, el uso responsable de Internet y otras formas informáticas de comunicación e información.

 III-3.11.2 Facilitar el acceso de las comunidades a los medios de comunicación.

 III-3.11.3 Facilitar condiciones tecnológicas, educativas y financieras a los nuevos emprendedores comunicacionales.

 III-3.11.4 Establecer como obligatorio la utilización de códigos especiales de comunicación para los discapacitados.

 III-3.11.5 Fortalecer los medios de comunicación e información del Estado y democratizar sus espacios de comunicación.

 III-3.12 Promover la soberanía comunicacional.

 III-3.12.1 Divulgar el patrimonio cultural, geográfico, turístico y ambiental de Venezuela.

 III-3.12.2 Construir redes de comunicación y medios de expresión de la palabra, la imagen y las voces de nuestros pueblos.

III-3.12.3 Crear un ente internacional centrado en la organización de los medios comunitarios alternativos

 SI NOSOTROS COMO PODER POPULAR  NO HACEMOS QUE SE CUNPLAN ESTAS LINEAS, OLVIDENSEN  QUE LOS ALCALDES  LO VAN HACER....

Editado por: amado rivero (25/Octubre/2008 - 02:19)

Usuarios activos
26 usuarios activos: 0 miembros y 26 huespedes en el foro.
 Reglas de mensaje
puedes escribir nuevos temas
puedes responder a los temas
puedes adjuntar archivos
no puedes editar tus mensajes
Contactar con el Administrador del foro.



La utilización del servicio vendrá condicionada por la previa aceptación de las Condiciones Generales de Uso del Servicio.

Foro gratis creado en ForosWebGratis.com. Crea tu propio foro aquí.

CUANDO LOS CONSEJOS COMUNALES SE UNAN SERAN EL PODER