08i.td.ab05

Foro del grupo AB05 del Tronco Divisional de Ciencias y Artes para el Diseño, UAM-X

08i.td.ab05
EL DISEÑO EN LAS NECESIDADES DEL HOMBRE
* E-mail:
* Password:
Registrarse Presentación Miembros Imágenes
¿Has olvidado tu Password?

Autor Mensaje
arely
 
Mensajes: 1
Registrado: Agosto/2008
Estado: Off-line
Grupo: Nuevo usuario
 
 
  no se ve nada 30/Agosto/2008 - 03:32

no se ve nada de tu tema spero y lo puedas arreglar porq es muy interesante  bueno bye cuidate

 

JORGE RAMIREZ HUERTA
 
Mensajes: 2
Registrado: Junio/2008
Estado: Off-line
Grupo: Nuevo usuario
 
 
  EL DISEÑO EN LAS NECESIDADES DEL HOMBRE 15/Junio/2008 - 05:16

EL DISEÑO EN LAS NECESIDADES DEL HOMBRE

 

  

 

El diseño es el lenguaje con el que están hechas todas las cosas, se puede apreciar en todo el entorno material e inmaterial, esta dentro y fuera de cada uno de los elementos que lo integran afectando directamente a nuestra percepción y comprensión del medio que nos rodea.  Su expresión se puede apreciar en la composición molecular de los átomos de los distintos elementos químicos, en las bacterias, en el musgo que cubre la madera de una cabaña vieja, en el paisaje que forman el rió, las plantas, los árboles frondosos, los montes de tierra fresca, pinos de verdes eternos, en los animales y objetos inanimados cuyas formas, colores, texturas y comportamientos ya sean instintivos o que obedezcan a leyes naturales, tienen una función primordial en el medio ambiente, formando parte de un todo en la manutención del equilibrio armónico de la naturaleza y en la preservación de la vida.”Diseño del entorno significa, como es sabido, configuración del medio ambiente.”   el concepto de diseño p. 13

 

 

 

El hombre como parte de este medio presenta dentro de el una posición privilegiada al contar con características especiales,  físicas, intelectuales y sensitivas que le permiten observar y analizar su entorno para interpretar y comprenderlo, formándose ideas e imágenes mentales que lo llevan a la comprensión y conocimiento de la función que tienen los distintos elementos, leyes y formas que existen en la naturaleza para poderlas reproducir a voluntad creando diseños nuevos a favor de su bienestar.“ Dondequiera que percibimos una forma, consciente o inconscientemente suponemos que

 

representa algo, y por lo tanto que es la forma* de un contenido. De una manera muy práctica, la forma sirve, antes que nada, para informarnos acerca de la naturaleza de las cosas a través de su aspecto exterior,  al hallar en su forma las cualidades visuales de redondez o agudeza, fuerza o fragilidad, armonía o discordia. Con ello las lee simbólicamente como imágenes de la condición humana. De hecho, esas cualidades puramente visuales del aspecto exterior son las más poderosas, las que nos tocan de manera más directa y profunda. ”  La forma p. 19                         

 

 

 

El diseño es el medio por el cual el hombre se adapta a su entorno y se fusiona con su núcleo social, a través de el expresa la manera que tiene de captar la vida, comprenderla y transformarla satisfaciendo necesidades físicas y de expresión. En su origen las primeras manifestaciones de diseño estaban relacionadas con actividades de casería y sobre vivencia (como la creación de puntas de lanza talladas en piedra y hueso). “En busca de los orígenes de la humanidad, los antropólogos han tratado de diferenciar entre lo que constituye el «casi hombre» y el género Homo, el hombre propiamente dicho. La principal distinción que han encontrado es la de que el hombre empleaba herramientas, con lo que se distinguía de sus predecesores casi humanos. Seguramente, el hombre, tal como lo conocemos, no hubiera evolucionado o sobrevivido sin herramientas. Es una criatura demasiado débil y pequeña para competir en la lucha con las fieras y los caprichos de la naturaleza si sólo está armado con sus manos y dientes. El león es más fuerte, el caballo es más rápido y la jirafa alcanza mucho más lejos con su boca. El hombre ha podido sobrevivir gracias a su capacidad para adaptarse a su medio ambiente mejorando su equipo para vivir., como lo ha señalado Gordon Childe, el equipo especializado que utiliza el hombre difiere significativamente del que posee el reino animal.

 

 

Un animal sólo puede utilizar el equipo que lleva consigo como partes de su cuerpo. El hombre posee muy poco equipo specializado de esta índole; además, ha descartado algunas de las «herramientas» orgánicas con las que comenzó y ha confiado mucho más en la invención de herramientas, u órganos extracorpóreos, que él fabrica, emplea y abandona a su antojo. Esta invención y utilización de equipo extracorpóreo ha permitido al hombre adaptarse a la naturaleza y reinar como ser supremo entre los animales de la tierra. Los antropólogos arqueológicos siguen descubriendo fósiles cada vez más antiguos de esqueletos semihumanos, casi siempre rodeados en sus tumbas por herramientas o utensilios primitivos. Incluso se ha postulado a partir de estos hallazgos que tal vez la tecnología sea la responsable de nuestra posición erecta sobre dos pies y de nuestra condición de Homo sapiens, el hombre pensador. Así, el hombre empezó a mantenerse erguido para tener libres sus brazos y poder arrojar piedras; no arrojaba piedras simplemente porque ya se mantuviese sobre los dos pies. La fisiología, la psicología, la biología de la evolución y la antropología se combinan todas ellas para demostrarnos que el Homo sapiens no puede ser distinguido, del Hamo faber, el hombre que fabrica. Comprendemos hoy que el hombre no pudo haberse convertido en pensador de no haber sido al mismo tiempo un constructor. El hombre hizo herramientas, pero también las herramientas hicieron el hombre. . La importancia de la tecnología en las cuestiones humanas. p55-56

 

 

 

“En sus teorías especulativas sobre el proceso evolutivo que ha seguido la especie humana, los naturalistas del siglo XIX relacionaron la elaboración de las primeras herramientas con el despuntar de la inteligencia. Esa capacidad para elaborar y usar útiles parecía un dato inequívoco que indicaba

 

el momento a partir del que se puede hablar de los homínidos como seres racionales frente a los animales irracionales. Segun Jacquetta Hawkes «seres que hayan sido capaces de hacer herramientas deben ser calificados como hombres». Sabemos hoy que no es una prueba suficiente, que son

 

necesarias otras evidencias para dictaminar el momento exacto en que se manifiesta la superioridad intelectiva de la especie humana respecto a las demás criaturas. Según Lewis Mumford, «la técnica de las herramientas no es más que un fragmento de la biotécnia del hombre del total equipo vital». El

 

Hombre ha tenido que aprender sobre sí mismo y su entorno para lograr controlarse y controlado. Pero aun aceptando esta más prudente valoración de lo que significaron los primeros útiles creados por el hombre, lo cierto es que esas herramientas halladas en los descubrimientos arqueológicos son el único dato tangible que puede informarnos sobre el nivel de desarrollo cultural de una determinada época anterior a la historia. Esos primitivos útiles que fue creando el Hombre, fruto de un notable incremento de su intelecto, fueron los que permitieron la formación de un hábitat específico que la especie  necesitaba para su propia supervivencia.

 

 

 El ser humano es incapaz de sobrevivir en una naturaleza salvaje intacta. Para que un territorio resulte

 

habitable, el Hombre ha de alterar la fauna y la flora primitivas. A su vez, el disponer de un hábitat propio favoreció el desarrollo del cociente intelectivo de la especie. Por un efecto feedback, se desarrollaron así, a la par, su cerebro y su utillaje.  Desde el primer hombre, fue esta instrumentación práctica -instigada por el instinto e iluminada ya por una tenue llama creativa- la que permitió la vital

 

supervivencia de la especie, mientras se desarrollaban y afinaban, paulatinamente, sus facultades intelectivas y afectivas. La adquisición de estas nuevas facultades le hizo concebir, en justo retorno, unas posibles mejoras para ese incipiente instrumental que utilizaba y que así fue ampliándose y perfeccionándose. Estos ejercicios de reflexión e imaginación que se planteaban, de un modo natural, en torno a problemas cotidianos, simples y concretos, fueron una suerte de «gimnasia mental» que favoreció el desarrollo de facultades reflexivas y sensitivas. Los primeros hombres tuvieron que dedicar gran parte de su incipiente capacidad intelectiva para resolver los acuciantes problemas prácticos que les acosaban. Así, esa facultad de razonar que la especie iba adquiriendo, le sirvió

 

para ser consciente de sus carencias e ir creando los aditamentos precisos para reequilibrar artificialmente lo que no le ofrecía su propia naturaleza.

 

 

 El Hombre, que precisa también de múltiples prótesis para superar su fragilidad morfológica, no está sin embargo a merced de esa elemental casualidad. Está capacitado para crear por sí mismo, artificialmente, ese necesario equipamiento y será esta capacidad creadora y liberadora uno de los

 

marcados caracteres diferenciales que le distinguen de las de más especies superiores. Otros animales, como el castor, por ejemplo, cortan árboles, construyen presas. El pájaro recoge briznas y hierbas para hacer su nido. Las abejas hacen hoy los mismos hexágonos que ya hacían cuando aún no existían los mamíferos. Pero el hombre es el único ser vivo que logra rebasar esta primera dimensión y llega a crear todo un mundo antropógeno, artificial y coherente, en constante perfeccionamiento. Cazar, cubrirse con pieles, construirse madrigueras, eran ya -según los parámetros animales- una conquista suficiente que hubiera bastado a los primeros homínidos para sobrevivir y perpetuarse, al igual que los demás animales. Pero, en el humano, su ansia de saber y de dominar le lleva más

 

allá.”  LAS COSAS. P.66-68, 72-73,80

 

 

 

“Si se está frente a situaciones inherentes a sus necesidades primarias y el papel relevante de los satisfactores adopta la hipótesis de un primer hombre y se consideran sus primeros actos al tomar objetos y utilizados se, así se explica que para conseguir alimento diseñara distintos tipos de flechas, lanzas, mazos; para facilitar la ingestión de comida ideara cazuelas, trastos, cubiertos; para garantizar su

 

seguridad, artículos de defensa; para protegerse del clima, el vestido y la casa habitación; y finalmente para su vida social.”  El arquitecto en acción P76-78  

 

 

 

 

 

El hombre impulsado por sus instintos naturales (sexual, material y social) ha buscado la manera de satisfacer estas necesidades instintivas que regulan su vida diaria. En la satisfacción de su instinto material atiende a sus necesidades primarias de casa comida y vestido, un lugar en donde pueda vivir, trabajar y velar por su seguridad personal.” El hombre como individuo se inclina por principio a ocuparse de los problemas de la vida que le atañen directamente, en los que se halla perceptiblemente envuelto. Pero, individualmente, con sus problemas particulares, es solamente una porción diminuta dentro de un gran contexto, la sociedad. Vivimos como hombres en un complicado sistema social  cuyos fundamentos son la suma de los hombres como individuos y de sus interrelaciones. El hombre como individuo es un ser que actúa, y que a través de su actuación ejerce una activa influencia en su entorno, es decir, lo modifica. Esta actuación del hombre sucede en la mayor parte de los casos atendiendo a propósitos que desarrolla conscientemente, pero también influenciado por factores inconscientes, impulsivos y emocionales. El hombre, como parte de un sistema, ha aprendido que sólo es capaz de subsistir cooperando con los de su misma especie, por lo que busca contactos directos o indirectos con los demás hombres.  Fundamentos de la configuración del entorno objetual P.164-170 

 

“Toda la vida es un impulso hacia la armonía. El crecimiento significa esforzarse por alcanzar el disfrute armonioso de oxígeno + carbono + azúcar + almidón + proteína. El trabajo significa nuestra

 

búsqueda de una forma armoniosa de existencia.” . Arquitectura y ciencias humanas  P.57  

 

 

 

 

 

En el impulso por desarrollarse y satisfacer sus necesidades de tal manera que su calidad de vida sea cada ves mejor, utiliza su capacidad de análisis y creatividad para diseñar herramientas y objetos que le permitan adaptarse a su entorno , satisfagan sus necesidades materiales esenciales en el  desarrollo de su vida. “La forma de la herramienta responde a una adaptación secular a la anatomía de la mano humana. La conjunción de fuerza corporal, gesto e instrumento hizo posible la fabricación de objetos útiles para el trabajo a partir de materias primas como la piedra, la madera, el cuero, el hilo, etc. Con la invención del motor se impuso progresivamente la tendencia a remplazar la fuerza humana por la mecánica. De ahí que el aparato dejara de ser «adaptado a la mano» para responder más y más en su construcción a sus funciones mecánicas. “ Signos y símbolos en la vida del hombre.  P164     

 

“Los objetos -se dice- satisfacen necesidades y éstas se supone- están presentes continuamente en la mente del diseñador durante la actividad proyectual. Parece ser obvio que todo lo que el ser humano ha

 

creado, ha sido para satisfacer alguna necesidad, ya sea física o intelectual. . En general existe abundante literatura sobre cómo damos solución a nuestras necesidades y sobre las implicaciones de estas soluciones en diversas esferas del quehacer humano y. sin embargo. no es fácil encontrar una definición de necesidad. Tal parece que el concepto necesidad no puede ser estudiado aislado de los de libertad y posibilidad, pues cuando el individuo siente una, se le presentan diversas maneras de satisfacerla, y depende de sus posibilidades reales la libertad con que pueda optar entre uno y otro

 

camino. De esta elección dependerá en gran parte el grado de satisfacción de la necesidad.

 

 

 

De lo anterior se desprende que para poder optar en realidad, es requisito fundamental tener una clara conciencia de que las necesidades no se dan en abstracto, pues siempre se presentan de manera específica y concreta. Sólo en la medida en que se dé esta conciencia sobre las necesidades puede el ser humano aspirar a desligarse de una esclavitud ante la naturaleza, puesto que "la libertad no es sometimiento a la naturaleza, sino dominio o afirmación del hombre ante ella". Esta libertad ante la naturaleza será siempre un logro relativo pues la conciencia de la necesidad depende en cada época del nivel de desarrollo alcanzado por el individuo, el cual se expresa en la historia del género humano; "la libertad es pues, conciencia histórica de la necesidad". El ejercicio de la libertad será mayor mientras mejor se conozca la causalidad de las necesidades y las posibilidades para satisfacerlas. "Así pues, si el hombre es un ser natural con una multiplicidad de necesidades, la plenitud humana -la realización de la libertad humana- no se puede concebir como un sometimiento o sojuzgamiento de esas necesidades, sino sólo como su satisfacción propiamente humana" ¿Cómo se da esta satisfacción?, la respuesta a tal pregunta es: mediante la actividad productiva del ser humano,

 

lo que da a las necesidades y a la forma de satisfacerlas un carácter social. Hasta el momento queda claro que existen diversas motivaciones que dan origen a lo que llamamos necesidad. Ahora es necesario dar una definición de este fenómeno: "Una necesidad es un constructo que representa a una

 

fuerza en la zona cerebral, que organiza la acción para transformar en cierta dirección una situación insatisfecha existente". Sobre las necesidades. P.181-182

 

 

 

“En la actualidad, la palabra necesidad tiene una variedad de significados. Cuando se dice que la gente necesita aire para respirar, lo que se quiere decir es que morirá en unos pocos minutos si no lo tiene. Cuando alguien dice: «Necesito un trago», quiere decir que piensa que se sentirá mejor después de haber bebido. Cuando se dice que la gente «necesita» un museo de arte, el sentido es completamente

 

oscuro. La formulación de que una persona necesita algo, no posee una significación bien definida. No podemos decidir si esa formulación es falsa o verdadera. Por lo tanto, reemplazaremos la idea de necesidad por la idea de lo que «la gente está tratando de hacer. En efecto, aceptaremos algo como necesidad si podemos demostrar que la gente en cuestión, una vez dada la oportunidad, trata activamente de satisfacer esa necesidad. Esto implica que toda necesidad, si es válida, es una fuerza activa.” Los atomos de la estructura del medio ambiente. P.198-199

 

 

               

 

Las cosas creadas por el hombre obedecen a una función especifica por lo cual tendrán una forma determinada que permita se lleve acabo dicha función.“. Es decir a todos esos entes artificiales que el ser humano ha ido creando para contrarrestar sus carencias. El concepto de cosa en contraposición al de persona. O también, según su raíz etimológica, que refiere cosa al latín causa: origen de algo. En cierta medida, esas cosas han sido, en cierta medida, un factor causal de la propia hominización. Los términos producto, aparato o incluso objeto, que a menudo se usan para definir esas cosas, poseen ya

 

demasiada carga connotada para denominar genéricamente a todo ese arsenal de artefactos. El término cosas, en este contexto, ha de en tenderse en esa acepción que las considera como «entidades materiales individuales». Esas cosas abarcan así todo el vasto y muy diverso parque de lo antropógeno, todo el equipamiento artificial del Hombre: de lo más ínfimo a lo inmenso, del objeto sacro a la herramienta, de la obra de arte única al producto industrial masificado. Existen entre todos ellos múltiples variantes de tamaño, de peso, de complejidad y de momento, pero esas cosas son, todas ellas, fruto de la potencialidad creativa del hombre y eslabones en que se apuntala su propio ser como humano. Sin menosprecio por otras dimensiones más abstractas de su propia realización como ser pensante y sensible, quiero centrar estas consideraciones en torno a las cosas que instrumentaron

 

la faceta práctica que todo sistema conlleva y que también está presente en el proceso de la hominización, posibilitando, en cada momento, la pervivencia de la especie.”  Las cosas. P.66

 

(“La tarea del diseño consiste en configurar, en dar forma a los objetos; sin embargo, como éstos implican una relación directa con el hombre, la tarea queda condicionada de modo que no se trata de dar forma por la forma, sino de definida a partir de la utilidad. Dotar a los objetos de la peculiar y específica configuración que permita mejorar su función como útiles, su servicio y su relación con el hombre.”)   Forma Función. P.83

 

 

 

 

Los distintos diseños presentes en la naturaleza contienen formas , tamaños y características físicas y biológicas diferentes en cada uno de ellos según sea la función que tengan dentro de ella. El hombre por su parte ala vez que forma parte de esta riqueza de diseños naturales, crea diseños nuevos transformando la materia prima en las cosas que necesita para su satisfacción personal y la transformación de su entorno.( “Nuestro entorno actual es el resultado de la unión de múltiples factores, resultado, a su vez, de procesos de planificación, configuración y producción que discurrieron

 

independientemente los unos de los otros. Estas acciones descordinadas presentan en ocasiones efectos secundarios negativos, cuya repercusión a menudo supera la importancia de la propia solución al problema. Dichos aspectos negativos, tales como ensuciamiento del entorno, explotación sin Iímites

 

de materias primas, sobrecarga del entorno por superproducción, etc., no pueden eliminarse totalmente. Por ello es esencial comprender que en el futuro las acciones individuales deberán sintonizarse unas con otras a fin de evitar un caos todavía mayor.

 

 Ante todo proyecto, nos debemos preguntar en primer lugar que importancia tiene el resultado para la sociedad, si el resultado del proceso de planificación y configuración es sensato, si lleva aparejadas repercusiones negativas... Jamás ha de formularse la pregunta atendiendo solamente a las ventajas económicas, sino a los posibles efectos sobre la comunidad. Y no es esta tarea en solitario para el configurador del entorno, se exige prioritariamente la colaboración de los que encargan el trabajo, la configuración y planificación de nuestro entorno son obra de seis grupos distintos de configuradores de entorno, clasificados en

 

diversas especialidades, según su cometido exacto en el conjunto de la tarea. Una posterior y más amplia clasificación subdivide aquellas especialidades en súper especialidades. Normalmente, los configuradores de entorno que actúan en las especialidades de:

 

 • planificación regional y territorial

 

• planificación y configuración del paisaje

 

 • planificación y configuración urbana

 

 están contratados por los Estados federales, los lands o los municipios, de lo que podría deducirse la observación de los intereses públicos. Puesto que en muchos casos esto sucede, los afectados por una planificación (por ejemplo, los habitantes de un barrio) deberían participar en mayor proporción que hasta ahora en la solución del problema.

 

 

Las tareas realizadas en las tres especialidades citadas de la configuración del entorno influyen en gran medida en nuestro medio ambiente, por ser siempre proyectos de gran volumen. Y ya que las acciones en estos campos son susceptibles de subordinarse a leyes y ordenanzas, en el futuro podría ser mas factible que hasta ahora la coordinación de los trabajos en las planificaciones regional y territorial, en

 

la configuración del paisaje y en la planificación urbana.

 

• arquitectura

 

• diseño industrial y

 

configuración de los medios de comunicación

 

son las restantes especialidades de la configuración del entorno.” ) Diseño. Disciplina de la confiuracion del entorno. P.14-16.

 

( “La necesidad es el factor motivacional más importante en la configuración del entorno al cual el diseño por supuesto no es ajeno. La necesidad es resultado de la conciencia de alguna deficiencia que cuando es satisfecha produce sensaciones gratificantes: goce, placer, bienestar, relajamiento, etc. El diseño satisface necesidades que concreta por medio del uso de objetos y la configuración de significados.”)   Metodología del diseño P.78

 

 

 

 

Los sentidos son esenciales para el conocimiento e identificación de nuestro entorno, a través de ellos el hombre percibe lo que existe a su alrededor, provocándole sensaciones que le dan una idea de lo que esta pasando y como habrá de conducirse. En su necesidad de comunicarse, expresar sus ideas, sentimientos, su modo de ver la vida y relacionarse con una sociedad cada ves mas variada  y  en constante crecimiento, ase uso del diseño de imágenes y símbolos asociados a objetos con mensajes que le proporcionan información acerca de su alrededor para establecer un orden en sus relaciones sociales. (”La información en diseño gráfico, es la imagen que debe ser comprendida por el público objetivo. En diseño industrial, es el objeto o el producto que debe ser comprendido por los usuarios. Los mensajes pueden ser visuales o sonoros. Pueden pertenecer al campo de la literatura, de la poesía, de la música, de las imágenes, del grafismo o de la publicidad, o al mundo de los objetos. Para que sea comprendido, un mensaje debe ser inteligible. Esta inteligibilidad está relacionada con la facultad de distinguir formas organizadas. La redundancia es la medida de inteligibilidad de un sistema más o menos complejo. La redundancia caracteriza a una información que, para ser comprensible, se apoya sobre un excedente de reglas. Puede reducirse este excedente si se posee un código apropiado. La redundancia es la relación existente entre la información

 

utilizada y la información necesaria para la transmisión del mensaje.”) . Diseño y teoría de la comunicación.

 

La información

 

 

 

 

Gracias a esta relación aprende que la luz roja de un semáforo significa que puede ocurrir un accidente si no se detiene, por lo tanto aplica este conocimiento para frenar y ceder el paso a los demás. ("La señal  tiene el sentido de una indicación, una orden, advertencia, prohibición o instrucción, no tanto de carácter comunicativo sino convocador más bien de una reacción inmediata por parte del observador. En su aspecto

 

externo, sea en forma de tablero de anuncios o bien como inscripción, la señal se introduce en el campo de visión del individuo casi en contra de la voluntad de éste. El texto impreso, en cambio, puede ser ignorado o apreciado por el lector conforme a sus deseos, es decir, alejándolo o incorporándolo a su campo de visión, y así, a su mente.

 

 La señal materializada ha pasado a formar parte esencial de la imagen del entorno, del espacio vital que ocupamos, donde apenas podemos, por tanto, esquivarla. La información por medio de signos pictóricos ha llevado en las últimas décadas a una transformación de los hábitos de lectura de la población. Hoy puede decirse que la señalización direccional ya no sería posible sin el recurso a determinado número de pictogramas. Al efecto procede señalar que hay por lo menos tres tipos diferentes de información pictórica El primero hace referencia a aquellos signos que como imágenes naturalistas, principalmente en forma de siluetas, no dejan lugar a duda alguna en cuanto a su significado para el observador, cualesquiera que sean la lengua y las costumbres de éste. Un cigarrillo cruzado por un trazo, la silueta de un auricular telefónico, una taza de café, etc se han convertido en señales de aplicación mundial; para comprenderla no es necesario ningún proceso de aprendizaje previo; informan de manera inmediata. La segunda forma de información pictórica comprende aquellos esquemas cuyo mensaje no es comprensible a primera vista (de golpe) sino que requiere de cierto esfuerzo de reflexión.”) Signos y símbolos en la vida del hombre.  P155-164

 

 

 

 

 

 

 El hombre haciendo uso del diseño ha luchado por transformar su entorno y adaptarlo a sus necesidades, a través de la creación de nuevas formas recrea y modela el paisaje natural al mismo tiempo que se integra a el, creando espacios en donde pueda habitar y estar seguro.(" El ambiente más general en que están situados el hombre y los edificios que construye y en los cuales vive se define en  geografía como "paisaje: paisaje es "una asociación de formas que se localizan en la superficie terrestre". Muchas son las formas que pueden presentarse sobre la superficie terrestre: un bosque, una casa, las vías del ferrocarril, un campo cultivado, una ciudad, un lago, un pantano, un puerto.”) Condicionantes físicas y ambientales del diseño.   La Naturaleza P.2 -7

 

 

 

 

En un principio las construcciones realizadas por el hombre eran hechas con técnicas y materiales propios del lugar, lo que les daba una sensación de armonía e integración con el paisaje, como los templos griegos que fueron construidos en lugares especiales que les permitían dominar y fundirse al paisaje, ala vez que funcionaban como espacios para llevar acabo actividades espirituales. (“ Los materiales que aquellas tempranas constructores tenían a su disposición eran poco prometedores: pequeñas

 

piedras, algunos arbustos y los huesos, colmillos y pieles de los mamuts es decir, todo lo que quedaba tras haber consumido sus partes comestibles. Al parecer, los cazadores cavaban en el suelo una depresión oval de unos 11 metros de longitud y construían sobre ella una estructura hecha de troncos de árboles, ramas y colmillos de mamut, que, unidos por pares, formaban arcos suficientemente resistentes.

 

La estructura se recubría luego con pieles de mamut y el perímetro se anclaba por medio de piedras y huesos. De este modo, el espacio interior quedaba protegido de la intemperie y, hasta cierto punto, de los animales predadores. Pero, dado que el clima de las estepas puede ser extremadamente inhóspito, los cazadores necesitaban algo más que eso, así que construyeron chimeneas dentro de la tienda, llevando a cabo una modificación adicional del clima sobre la base de que la tienda misma resguardaba ya del viento, la lluvia y la nieve. Esta temprana construcción, pone de manifiesto una serie de puntos importantes: el motivo fundamental para construir fue modificar el clima, con el fin de que determinadas actividades humanas  pudieran realizarse adecuadamente y con comodidad.” ) El arquitecto en acción P.45-46

 

 

(“El rasgo más visible de la tradición arquitectónica en estas culturas inconscientes de sí mismas es la abundancia de mitos y leyendas asociados con los hábitos de la construcción. Si bien los relatos rara vez se refieren exclusivamente a las viviendas, con todo las descripciones de la casa, su forma y sus orígenes están entretejidos con muchos de los mitos globales que están en las raíces mismas de la cultura; y siempre que esto ocurre, no sólo resulta inexpugnable la tradición arquitectónica sino también que queda asegurada su onstante repetición. Por ejemplo, las tiendas negras que son comunes entre los nómades desde Túnez hasta el afganistán figuran más de una vez en el Antiguo Testamento.

 

 En forma análoga, los cuentos populares de la vieja Irlanda y las Hébridas Exteriores están llenos de referencias oblicuas a la forma de las casas. La edad de estos ejemplos nos permite atisbar la antigüedad y el vigor de las tradiciones que mantienen la forma de estructuras arquitectónicas inconscientes de sí mismas. Siempre que la casa es mencionada en un Mito o una leyenda, se convierte inmediatamente en parte del orden superior, inefable, inmutable, que no ha de ambiarse.  

 

 

Cuando determinados aborígenes del Amazonas creen que después de la muerte el alma se retira a una casa que está situada en las fuentes de un río misterioso, la sola asociación de la casa con un historia de este género se opone a toda crítica reflexiva de la forma aceptada y su "corrección" queda establecida de modo

 

tal que no queda margen para su discusión. Por supuesto, son más vigorosos aún los rituales y tabúes inculados con la vivienda. En toda Polinesia, la resistencia al cambio se deja sentir muy inequívocamente en

 

el hecho de que la construcción de una casa es una ocasión de ceremonia . La actuación de los sacerdotes, así como la de los trabajadores, si bien difiere de una isla a la otra, está, siempre claramente especificada, y la rigidez de estas pautas de comportamiento, al conservar las técnicas, conserva las formas mismas y hace que el cambio resulte sumamente difícil. También los indios navajos hacen de sus "hogans" el centro de la más complicada representación. Y asimismo en este caso la solemnidad de los rituales, así como su rigidez, hace que resulte imposible introducir hasta un leve cambio en la forma del "hogan".

 

 La rigidez de la tradición aparece con máxima claridad, empero, en el caso en que los constructores de la forma se ven obligados a trabajar dentro de limitaciones categóricamente establecidas. El aborigen de Samoa, para hacer una buena casa, debe usar madera del árbol del pan. Al campesino italiano que está haciendo su trullo en Alberobello sólo se le deja un margen de expresión individual en lo tocante a la masa de yeso que corona el cono del techo. El wanoe tiene una canción que le dice con precisión cuál es la secuencia de operaciones que debe seguir mientras edifica su casa. El galés tiene que hacer los "crucks" que soportan su techo ajustándose con exactitud a la pauta de la tradición.

 

El aborigen de Sumatra le da a sus techos esa forma especial que tienen no porque esto sea de importancia fundamental desde un punto de vista estructural sino porque es el modo de hacer techos en Sumatra. Cada uno de estos ejemplos señala en la misma dirección. Las culturas inconscientes de sí mismas contienen, como un rasgo de sus sistemas productores de formas, cierta fijeza, esto es, pautas del mito, la tradición y el tabú que resisten el cambio premeditado.

 

 El labrador de las Hébridas utiliza piedra y arcilla, turba, hierbas y paja, todo lo cual procede de su medio ambiente más inmediato. La tienda del indio norteamericano solía estar hecha con el cuero del búfalo que comía. El campesino de Apulia utiliza como piedras de construcción las mismas rocas que ha sacado del suelo para poder cultivado. Estos hombres tienen una vista muy desarrollada para los árboles, las piedras y los animales que contienen los medios de su subsistencia, su alimento, sus medicinas, su mobiliario y sus herramientas. Para el aborigen africano los materiales disponibles no son meros objetos sino que están cargados de vida.” )   El proceso inconsciente de sí mismo p.  

 

 


Usuarios activos
1 usuarios activos: 0 miembros y 1 huespedes en el foro.
 Reglas de mensaje
puedes escribir nuevos temas
puedes responder a los temas
puedes adjuntar archivos
no puedes editar tus mensajes
Contactar con el Administrador del foro.



La utilización del servicio vendrá condicionada por la previa aceptación de las Condiciones Generales de Uso del Servicio.

Foro gratis creado en ForosWebGratis.com. Crea tu propio foro aquí.