Para construir un circuito de motocross de lo primero que tendremos que disponer es de un terreno propio o que nos hayan proporcionado permiso. El terreno deberá ser de tierra con poca piedra y lo más alejado de la habitabilidad para evitar quejas por el ruido si es posible. Hay que tener una idea clara de lo que queremos hacer, un circuito de entrenamiento, un circuito largo y ancho, un circuito para poder hacer carreras... dependiendo de la idea que tengamos habrá que disponer de una determinada cantidad de terreno y en el caso de un circuito para carreras, además hay que tener en cuenta el espacio para zona de pits, público, accesos, riego, luz...

Terreno arenoso:

las rectas seráN más largas que en tierra, las curvas más amplias, circuito algo más rápido, un circuito con mucha arena sería muy cansado. Ten en cuenta que se formarán grandes baches.

Terreno con mucha piedra, será necesario sacar tierra de donde sea, si se pueden traer camiones mejor.

Si por ejemplo dispones de un espacio muy reducido, te recomiendo un circuito tipo supercross diseñando una pista acorde al nivel de la gente que vaya a utilizarlo.

Diseñando una pista de Motocross.

Una vez que tengamos el terreno y una idea clara de lo que vamos a montar hay que ver las posibilidades que nos ofrece el terreno para poder aprovechar los obstáculos naturales, subidas, bajadas, saltos...

Hacer un planteamiento inicial del lugar de Parqueo, Pits y acceso directo desde estos a la parrilla de salida y un recorrido de la pista. Aconsejamos tratar de aprovechar al máximo el terreno, la longitud de la pista para un circuito de Motocross tiene que estar entre 1.500 (mínimo 1.750 metros para carreras del Campeonato Nacional) y 2.500 metros; lo mejor es que esté toda la pista concentrada (tipo Supercross), a no ser que tengamos la oportunidad de hacer un trazado natural, de forma que las pistas están cerca (separadas por caminos de servicio para la organización) lo que facilita enormemente el riego y las labores de organización teniendo la zona del público en el perímetro exterior del circuito.

La anchura de la pista

Debe ser como mínimo de 7 metros de ancho; dependiendo del circuito a realizar, trabajar con esta media. Hacer un buen circuito lo que cuenta es la imaginación y las posibilidades que nos ofrezca el terreno. Hay que tener en cuenta que en todo el recorrido no se puede superar los 55 km/h de velocidad media, para ello se intercalarán curvas y saltos para que no se adquieran altas velocidades.

Parrilla de salida:

La anchura tendrá que ser de 40 metros (1 metro por piloto) y con una recta entre 65 y 125 metros con llegada a una curva de almenos 10 metros de ancho.

Maquinaria:

Para llevar a cabo la obra es imprescindible contar con una buena escavadora. Una retro-excavadora quizás se queda un poquito corta, lo ideal es una buena máquina 4x4 con un buen brazo. Las obras hay que hacerlas cuando el terreno esté blando, mucho más fácil y rápido. Marcar el recorrido que hemos diseñado por ejemplo con estacas utilizando una cinta métrica para el ancho. Hacer primero lo que es recorrido marcando y limpiando bien la pista nivelando para que la pista esté nivelada y haciendo las curvas acumulando siempre la tierra a los bordes de la pista, incluso en las curvas aprovechar para hacer los peraltes. Lo ideal es disponer posteriormente de una compactadora, un rodillo que se vaya pasando para compactar toda la tierra mientras se riega.

Saltos:

Podemos hacer varios tipos de saltos como Mesetas, se lleva muchísima tierra y trabajo de máquina, no tiene ningún secreto, ir echando tierra y compactar pisando con las ruedas dando la forma de la rampa de caída y la rampa de despegue. Dependiendo lo larga que queramos hacerla habrá que hacer la rampa más o menos inclinada. Para lo largo de la meseta tendremos que calcular la velocidad que se coge desde la salida del obstáculo anterior (salto o curva) y luego del espacio que tenemos hasta el siguiente obstáculo para la frenada. Si disponemos de una bajada ésta la podemos aprovechar para la caída, recuerda que las caídas de los saltos en bajada son mucho más suaves. Para hacer la rampa de despegue, echar tierra con la pala y pisar, así todo el rato mientras se da forma a la rampa. La rampa tiene que quedar totalmente igualada a lo largo de todo el ancho de la pista. Muyimportante es pisar la tierra para que se compacte, si está húmeda perfecto, sino hay que regar mientras se pisa y después. Esta parte hay que tomársela con paciencia, lleva bastante tiempo.

Consejos:

Dificultad:

Es aconsejable hacer un circuito para el nivel de la gente que lo utilice habitualmente con un pequeño grado de dificultad añadido. Al principio comienza haciendo un diseño sencillo con mesetas pequeñas y posteriormente ve introduciendo cosas más complicadas, alargar las mesetas, dobles, dubbies... El grado de dificultad es preferible que se aumente en la medida que mejore la condición y capacidad de los pilotos que van a usar la pista.

Riego:

Si vas a hacer el circuito en lugares secos y polvorientos o vas a organizar carreras en él el tema del riego es muy importante. Lo ideal es hacer calles paralelas de forma que entre ellas enterrar manguera de PVC hubicando varias tomas con llaves de paso para poder regar así el circuito por manguera, aspersores..