Foro de Psicología Directa

Foro de discusión de Psicología Directa

Foro de Psicología Directa
Colón Irritable
* E-mail:
* Password:
Registrarse Presentación Miembros Imágenes
¿Has olvidado tu Password?

Autor Mensaje
Diana Galvis
 
Mensajes: 1
Registrado: Julio/2013
Estado: Off-line
Grupo: Nuevo usuario
 
 
  Colon irritado 28/Julio/2013 - 22:35

hola amigos yo he sufrido de colon irritado y he tenido que cuidar de mi alimentacion, realizar ejercicio, aumentar el consumo de verduras y personalmente hago yoga para librarme del estres en la pagina  http://www.remediemos.com/salud06.htm encontre abundante informacion sobre el tema los invito a que la visiten tal vez les pueda servir

sound
 
Mensajes: 1
Registrado: Octubre/2012
Estado: Off-line
Grupo: Nuevo usuario
 
 
  alergias alimentarias 12/Octubre/2012 - 22:34

he descubierto por propia experimentación un efecto balsámico para el sindrome intestino irritable, se trata de una infusión durante el ataque de 30 gramos de yerba larca

siiymas
 
Mensajes: 1
Registrado: Agosto/2011
Estado: Off-line
Grupo: Nuevo usuario
 
 
  Re: Colón Irritable 27/Agosto/2011 - 14:18

http://siiymas.foroactivo.com/

 

foro de personas con sii y enfermedades relacionadas,visitalo!!

Psicología Directa
 
Mensajes: 29
Registrado: Septiembre/2007
Estado: Off-line
Grupo: Administrador del foro
 
 
  Colón Irritable 02/Febrero/2008 - 18:16

¿ Qué es el Colon irritable?

Es un disturbio de la función intestinal caracterizado por la presencia de uno o varios de estos síntomas: malestar abdominal, dolor, espasmos, flatulencia excesiva , náuseas y cambios en el ritmo evacuatorio. Frecuentemente la diarrea puede alternar con el estreñimiento.

La denominación moderna del cuadro es Síndrome de Intestino Irritable (SII) ya que se considera que hay otras estructuras implicadas, y no sólo el colon o intestino grueso.

¿ Por qué se llama irritable?

Porque las terminaciones nerviosas del intestino grueso son hipersensitivas y los nervios que controlan los músculos de este órgano son hiperactivos.

Un simple pasaje de gas u otro fluido a través de su extensión produce una inapropiada actividad muscular que puede momentáneamente interrumpir el normal movimiento peristáltico. Todo esto ocurre sin evidencia de enfermedad intrínseca del colon.

Es una alteración funcional, en tanto no hay ningún órgano afectado, sino que es la función la que se halla alterada. Hablamos entonces de un trastorno que cursa en forma crónica, con períodos de remisiones y otros de exacerbaciones.

¿Cuales son sus causas?

Son completamente desconocidas. Se habla de una hipersensibilidad visceral, por la cual una actividad abdominal normal puede ser vivenciada por la persona como dolorosa. Es algo así como si tuviera un parlante dentro de sus vísceras .

En la actualidad, una explicación científica más integrada postula la hipótesis de una falla en la regulación entre el Sistema Nervioso Central (SNC) y el Sistema Nervioso Entérico (SNE), lo que se conoce como el eje Cerebro-Intestino, o la conexión Cerebro-Intestinal. El SNE constituye un verdadero “cerebro abdominal”, poblado de infinidad de fibras nerviosas y de neurotransmisores; conectados con el SNC.

Sin embargo, en los estudios de laboratorio los resultados son normales. No se resuelve quirúrgicamente.

Desencadenantes

Son todas aquellas situaciones de estrés que implican un grado de ansiedad o amenaza) y pueden disparar o "gatillar" los síntomas. Algunas de ellas, entre tantas otras, podrán ser:


    * Cambios vitales, escolares, casamientos - propios y de hijos -, divorcios, muertes, aniversarios de muertes de progenitores...
    * El tener que ir a ciertos lugares asociados con vivencias negativas para sí, como ser: cementerios, departamento de policía, bancos...
    * Mudanzas geográficas.
    * Viajes.
    * Cambios de trabajos, o conflictos laborales.
    * Dificultades económicas.
    * Dificultades interpersonales – Relaciones “Tóxicas” en la convivencia cotidiana.


¿Es una enfermedad "seria"?

No. Es una disfunción benigna que no implica complicaciones orgánicas a largo plazo. Cada individuo sobrellevará sus síntomas mejor o peor de acuerdo a su personalidad.

A algunas personas puede comprometerles mucho su calidad de vida. Los síntomas pueden ser muy molestos y alterar las actividades diarias de quien lo padece.

Quienes portan este síndrome no están más expuestos a desarrollar cáncer que el resto de la gente.

De diez personas, dos lo padecen.

Según las estadísticas, entre un 10 y un 20 % de la población sufre este cuadro. Se sabe además, que es la segunda causa de ausentismo laboral después del resfrío común.

Las mujeres son quienes más lo sufren.

¿ Tiene cura?

Las estadísticas hechas por la Fundación Internacional del Colon Irritable (Milwaukee, 1995) muestran que cada año un porcentaje significativo de los pacientes se mejoran. Desde un abordaje multicomponente lo más aconsejable es trabajar con un equipo integrado por médico, psicólogo, nutricionista y fisioterapeuta.

Una vez descartada la patología orgánica, el trabajo con un psicoterapeuta especializado en el tema puede ayudar a la recuperación. Por ejemplo, en los casos en los que el stress es un factor central en la aparición del cuadro, resulta indispensable identificar y transformar los desencadenantes o disparadores de los desequilibrios (ambientales, laborales o sociales).

Claro que, el objetivo final debe ser introducir cambios en la forma en que el individuo se vincula con los estímulos estresantes cotidianos y en el modo en que percibe y maneja su enfermedad o disfunción.


¿Usted se identifica con alguna de esta características de personalidad?

# Ansiedad intensa causada por un permanente malestar intestinal.
# Control Excesivo.
# Perfeccionismo y auto-exigencia.
# Rabia contenida y frustración.
# Baja autoestima.
# Necesidad de aprobación social.
# Rigidez para el cumplimiento de las normas sociales.
# Demasiada preocupación por los demás y poca atención y cuidado puestos en uno mismo.
# Sentimiento de intensa vergüenza por las vicisitudes del cuadro.
# Víctima de abusos emocionales, físicos o sexuales


Información para familiares y amigos


Muchas veces, cuando el aquejado es un ser querido, los familiares no saben qué hacer, al ignorar de qué se trata el problema, y desconocer cuál es la ayuda que pueden brindarle..

Resulta muy común, entonces, que las emociones fluctúen entre la impotencia y la bronca.

Podrán suponer que su familiar se comporta como un "hipocondríaco", o que está muy "nervioso", y observar que paulatinamente va dejando de cumplir con sus roles sociales o familiares.

Esto se corresponde con la poca o mucha ayuda que pueda permitirse demandar quién tiene la disfunción. Si éste se sintiera "culpable" o preocupado por la "carga" que acarrea a su familia, o "avergonzado" por sus síntomas, podrá aislarse con el consecuente perjuicio.

Por ello, la psicoeducación ( el conocimiento sobre la anatomofisiopatología del cuadro y sus concomitantes psicológicas ) les resultará muy útil a todos, para no incrementar tragedias o temores.

Si la persona que sufre, conoce sus límites y sabe pedir ayuda,- tal vez para delegar un trabajo, o para no verse forzado en una salida social-, todos podrán beneficiarse.

Es importante que la familia evite suposiciones acerca de lo que es más conveniente para el paciente. Este debe involucrarse y participar activamente de los proyectos familiares.

A su vez, hay que estar atento a las "limitaciones reales" del malestar, y tratar que quién está aquejado no limite progresivamente su vida en los ámbitos sexual- laboral- social...

Si así fuera, ayúdele a encontrar una asistencia psicológica eficaz.


Tratamiento Psicológico


He observado que los pacientes que sufren del colon irritable se encuentran “desesperados” en la búsqueda de una ansiada “solución”. Estos pacientes, generalmente son refractarios a los tratamientos convencionales, se observa que reiteradamente fracasan a pesar de transitar distintas y variadas terapéuticas.

Si bien por la índole de la afección, no se puede prometer hasta el presente una definitiva cura, sí sabemos que desde nuestro quehacer psicológico nos incumbe acompañarlo brindándole la mejor atención, transmitiéndole herramientas y recursos para que el enfermo pueda aprender a “manejar” lo mejor posible su disfunción.

Tal como señala Edward B. Blanchard de la Universidad de Albany, N.Y; “resulta sorprendente el hecho de que este desorden tan expandido entre la población, haya atraído tan poca atención desde el ámbito psicológico, tanto en el quehacer clínico, como desde la investigación científica”.

Considero que los psicoterapeutas tienen mucho conocimiento y experiencia, que puede ser agudizada al conocer la profundidad fisiopatológica del cuadro. De esta forma, seguramente podrán ayudar más eficientemente a este perfil de pacientes.

En la franja de pacientes que consultan por padecer este síndrome podemos encontrar una gran dosis de conflictos psicológicos, los cuales necesitan de buenas intervenciones psicoterapéuticas.

Resulta fundamental para el paciente, encontrarse con profesionales avezados en el tema, que no aborden al enfermo como ïmaginario", "hipocondríaco", o "psiquiátrico".

Paralelamente, los médicos gastroenterólogos podrán sentirse aliviados al contar con la posibilidad de derivar sus pacientes a los psicólogos, ya que tienen recursos limitados en el tratamiento farmacológico. Sabemos que muchos de estos profesionales de la medicina necesitan incorporar recursos desde la Psicología que puedan ampliar y optimizar su relación con el paciente que muchas veces plantea un desafío significativo.

Objetivos

Por ende, el tratamiento psicológico apunta a que los pacientes aprendan nuevos recursos para controlar, disminuir y/o eliminar los síntomas.

El abordaje puede ser individual o grupal.

En ambos casos, las técnicas que se implementan son múltiples:

    * Reestructuración cognitiva: focalmente la observación guiada hacia los pensamientos, sentimientos y emociones que el paciente tiene respecto de sí mismo y de sus circunstancias.
    * Entrenamiento en relajación: relajación muscular y entrenamiento autógeno , visualizaciones curativas y meditaciones.
    * Modificación conductual: concretamente ayudar a que el paciente incorpore las dificultades del cuadro en su vida y no evite circunstancias laborales, familiares y/o sociales debido al mismo.

Enojo, Ansiedad, Depresión, Miedo, Vergüenza, Desvalorización...

La clave está en encontrar alternativas o respuestas más funcionales para que la persona pueda enfrentar la vida sin que cada hecho desagradable o traumático afecte a esta parte tan sensible de su organismo.
Paciente y terapeuta elaboran juntos un re-aprendizaje de la forma en que el paciente capta lo que pasa y cómo lo metaboliza.

La Alianza Paciente-Terapeuta


Es fundamental que el terapeuta legitime que los síntomas (dolor, hinchazón, flatulencia) no son imaginarios o causados sólo por problemas psicológicos.

Avanzando Paso a Paso

A los pacientes se les indican las "tareas" que deben observar en el lapso entre las sesiones. Todas ellas apuntan a detectar las causas de stress físicas (cansancio, comida picante, enfermedades) y psicosociales (llegar tarde, sentirse cohibido, estar enojado) que pueden disparar los síntomas digestivos.

Lo importante es que el paciente pueda incorporar la convicción de que las intervenciones psicológicas pueden ser tan efectivas como las biológicas para aliviar sus síntomas.

En síntesis deseo remarcar que el objetivo del tratamiento psicológico es que el paciente logre transformar a lo largo del proceso, sus pensamientos disfuncionales, por otras construcciones y creencias más operativas como las siguientes:

“Puedo vivir con este cuadro, me relajo”, “Puedo manejarlo”,“Estoy aprendiendo a diario, nuevas maneras de ver el mundo y mi situación”, “No soy una persona detestable por padecer estos síntomas”, “Las molestias van y vienen, sé como poder con ellas”, “Nadie me quiere menos por tener yo esta vulnerabilidad”.

 

Psicología Directa
www.psicologiadirecta.com

 

Fuente:
http://colonirritable.com.ar


Usuarios activos
527 usuarios activos: 0 miembros y 527 huespedes en el foro.
 Reglas de mensaje
puedes escribir nuevos temas
puedes responder a los temas
puedes adjuntar archivos
no puedes editar tus mensajes
Contactar con el Administrador del foro.



La utilización del servicio vendrá condicionada por la previa aceptación de las Condiciones Generales de Uso del Servicio.

Foro gratis creado en ForosWebGratis.com. Crea tu propio foro aquí.