NACAN(esto es mio)

aaaaaaaaaaaaaaaaaaauuuuuuuuuuuuuu

NACAN(esto es mio)
La telepatía, posible fenómeno de coherencia cuántica
* E-mail:
* Password:
Registrarse Presentación Miembros Imágenes
¿Has olvidado tu Password?

Autor Mensaje
LICANTROPO_NACAN
 
Mensajes: 26
Registrado: Octubre/2009
Estado: Off-line
Grupo: Administrador del foro
 
 
  La telepatía, posible fenómeno de coherencia cuántica 21/Noviembre/2009 - 21:47

La transmisión del pensamiento, referencia a la física de campos y a la acción a distancia

 

 

Ya desde hace años se ha planteado en física la hipótesis telepática, habiendo sido objeto de investigación y de especulación teórica. Si la telepatía entre seres humanos fuera real (si no transmisión precisa del pensamiento, sí al menos algún tipo de efectos psíquicos entre emisor y receptor), su explicación difícilmente cabría en el reduccionismo. Nos obligaría a buscar sus fundamentos de una física de campos y en algún tipo desconocido de acción a distancia. Por ello, los fenómenos telepáticos deberían unirse al paquete de hechos extraños conectados hoy quizá con los fenómenos de coherencia cuántica y acción a distancia, tanto en el mundo físico como biofísico. Por Gabriel Lorente.

 

 

 

La posibilidad de transmisión del pensamiento de una persona a otra gracias a una interacción o comunicación directa entre las “mentes” de dichas personas es asunto que despierta el interés de cualquier científico. Dicha hipótesis abriría horizontes nuevos en el conocimiento de la realidad y podría ser la puerta de entrada a mundos tan insospechados como reales.

Comenzaremos por un intento de reducir a esquema el fenómeno de transmisión del pensamiento sin mediación sensorial, llamado a veces telepatía. En una primera aproximación nos abstendremos de formular ninguna afirmación sobre la realidad de dicho fenómeno. En otros términos, no nos pronunciaremos acerca de la cuestión, nada baladí, consistente en reconocer si hay o no hay casos probados de comunicación telepática o parasensorial. Por el momento nos limitamos a describir algunas características que tal presunta intercomunicación presentaría.

La estimulación cerebral

En la medida en que hoy se conocen los procesos cerebrales no es posible que se desencadene ningún proceso cerebral sin que haya un estímulo sensorial que lo desencadene. Quienes interpretan el pensamiento como un proceso bioquímico defienden que el pensamiento o la acción mental (reducida a proceso bioquímico) sólo puede ponerse en marcha merced a un estímulo físico o químico (luminoso, calorífico, táctil, sonoro …) aplicado a los sentidos del sujeto. Quienes defienden el reduccionismo de las operaciones mentales a operaciones físico-químicas se encuentran poco inclinados a admitir factores extramateriales o extrabioquímicos en el momento de interpretar el psiquismo humano.

La “hipótesis telepática” admitiría que al menos en determinados casos, en circunstancias especiales, aún poco determinadas, cabe la posibilidad de que una “mente” (actuando como “receptora”) sea estimulada, sin estímulos sensoriales interpuestos, por la actuación de otra “mente” (“emisora”) que, repetimos, actúa supuestamente de modo directo sin la mediación de la voz, el tacto u otro medio de excitación sensorial.

Consecuencias de la hipótesis telepática

Dada por válida la hipótesis telepática, es decir admitiendo que al menos en algunos supuestos se verifica una interacción directa entre mentes sin mediación sensorial y bioquímica, habría que admitir importantes consecuencias del hecho.

Una sería que la mente, al menos en algunos supuestos, admite estimulaciones o mensajes que no tienen un soporte bioquímico. Ello restaría fuerza a las interpretaciones que reducen el fenómeno mental a procesos bioquímicos. Entendemos con ello que todas las investigaciones encaminadas a establecer con rigor la esencia y las especificaciones del hipotético fenómeno telepático servirían al mismo tiempo para adquirir conocimientos más profundos sobre la naturaleza y propiedades de la “psique” humana cuya interpretación como simple fenómeno bioquímico quedaría cuestionada.

Una nueva modalidad de interacción a distancia

Otra significativa consecuencia de la detección (en su caso) de interacciones telepáticas, realizada con metodología rigurosa, sería la identificación de una nueva modalidad de interacción a distancia. Es sabido que en el actual estado del saber científico las únicas modalidades de interacción entre objetos situados en distintas localizaciones espaciales (llamadas a veces fuerzas a distancia) son la interacción o fuerza gravitatoria (ejercida entre masas) y la interacción electromagnética (ejercida entre cargas eléctricas, bien estáticas, bien en movimiento).

Si se detectase sin dejar lugar a dudas la existencia de fenómenos telepáticos y, si gracias a precauciones experimentales apropiadas, pudiese descartarse que tal interacción telepática se realizase como consecuencia de interacciones gravitatorias o electromagnéticas, se habría encontrado una nueva modalidad de interacción a distancia, no gravitatoria ni electromagnética, sino realizada mediante una modalidad de interacción a distancia desconocida hasta el presente. Este hecho sería una puerta abierta a nuevos horizontes de la física; es decir, del conocimiento de la naturaleza.

El hallazgo de lo “extra-espacial” o “extra-corpóreo”

Como hipótesis de trabajo cabría añadir que si, como sugieren algunas observaciones, la “eficacia” de la interacción telepática mutua no se atenuase al incrementarse la distancia entre emisor y receptor, habría que deducir que no existe distancia entre los sujetos mentales y que todos ellos existen en un mismo “recinto mental” carente de dimensiones espaciales.

En otras palabras, se habría establecido un carácter extra-corpóreo o extra-espacial para la faceta mental de la persona que contradeciría el discurso reduccionista hoy tal vez predominante en los antropólogos. Empleando una terminología con muchos siglos de antigüedad estaríamos en presencia de “lo espiritual”, es decir, de lo no ligado a condicionamientos espaciales o corpóreos.

Las tesis que reducen la función mental a funciones bioquímicas tendrían más dificultad en interpretar la telepatía, ya que habrían de admitir que esa nueva forma de interacción (no gravitatoria ni electromagnética) tuviese a la simple materia cerebral como agentes emisor y receptor respectivamente. Pero parece difícil admitir que exista tal fuerza y que nunca se haya puesto de manifiesto su existencia en el curso de los prolijos y casi infinitos trabajos de observación y experimentación de la naturaleza llevados a cabo en los últimos siglos.

La inserción de lo mental en lo bioquímico

La confirmación de la “hipótesis telepática” situaría, pues, ante un dilema: o bien la interacción telepática se realiza entre los contenidos materiales del emisor y receptor, en virtud de una nueva fuerza hasta ahora desconocida (lo que parece difícil de aceptar), o bien es un fenómeno debido a que hay en el emisor y el receptor unos respectivos “factores mentales” extradimensionales, que se encuentran en comunicación directa por no serles aplicables ni los condicionamientos de localización espacial, ni de distancia o separación entre ellos.

Se debe reconocer en todo caso que la aceptación de la segunda alternativa del dilema suscita un problema, ya planteado desde tiempos remotos. Si se admite el “factor mental” extraespacial y extracorpóreo, no reducible a la bioquímica, habría ulteriormente que explicar en qué forma dicho factor no bioquímico interactúa con los procesos bioquímicos corpóreos, implicados en la cadena de procesos que intervienen en la fenomenología completa del supuesto fenómeno telepático.

Dada la transcendencia científica y humana de la cuestión, han de saludarse con aprecio y aplauso los esfuerzos rigurosos realizados en orden a alcanzar un conocimiento riguroso de la hipótesis telepática.

Una hipótesis a investigar

En todo caso parece que la hipótesis telepática deberá ser hoy investigada en conexión con la investigación de otros fenómenos similares conocidos hoy en la física, en la biología y en la neurología. Los fenómenos telepáticos deberían unirse así al paquete de hechos extraños conectados hoy quizá con los fenómenos de coherencia cuántica y acción a distancia, tanto en el mundo físico como biofísico.

Se conocen formas de interacción extrañas entre enjambres de organismos independientes (vg. insectos o pájaros) y entre enjambres de celulas en tejidos que parecen unidos por fenómenos de coherencia cuántica.

La neurología cuántica en general o, en concreto, la hipótesis de Hameroff-Penrose sobre la naturaleza biofísica de la conciencia, son hipótesis que abren vías nuevas de investigación que quizá podrían también ayudar en la explicación de la hipótesis telepática. En el horizonte aparece un vasto campo de investigación abierto que probablemente pudiera conducir a nuevas formas de entender el mundo físico que ayudaran en la explicación del psiquismo y en la explicación de la experiencia religiosa.

 

 

 

 

¿Existe la telepatia?

 

La telepatia es un poder desarrollado por la mente del ser humano y muchas tras criaturas vivientes, el cual se caracteriza por la posibilidad de comunicar información de una mente hacia la otra, sin la utilización de herramientas adicionales tales como el lenguaje corporal o incluso el habla.

 

google_protectAndRun("ads_core.google_render_ad", google_handleError, google_render_ad);

 

La telepatía es considerada como una suerte de percepción extrasensorial, y a menudo se vincula con diferentes fenómenos paranormales tales como la clarividencia y a precognición. De todas maneras es importante destacar el hecho que a pesar de que se han realizado una considerable cantidad de pruebas y experimentos científicos acerca de la telepatia, la comunidad científica no acepta este poder como un fenómeno natural de la mente humana. En la actualidad, es conocido que los niveles de energía que la mente humana es capaz de producir, resultan ser un tanto insuficientes para permitir que la información sea transmitida.

 

También es importante destacar el hecho de que se han encontrado muy pocas referencias acerca de la telepatia en las culturas antiguas ya que no existe registro alguno que documente la utilización de dicha capacidad. Ahora bien, debemos señalar que la primera investigación que llevó a cabo fue realizada por la SPR (Siciety for Phychical Research) y sus resultados fueron publicados en el año 1886, aunque el estudio sobre esta batería data del año 1882. La mayor parte de las investigaciones iniciales acerca de la telepatía consistieron principalmente en la recopilación de diferentes relatos anecdóticos ya que los protocolos experimentales no eran suficientemente estrictos.

 

El estudio de la telepatia es considerado por la comunidad científica como una suerte de Pseudo-ciencia, y la mayoría de los críticos que están en contra de dichas investigaciones aseguran que la telepatía no posee el rigor científico adecuado. No podemos dejar de mencionar el hecho de que así como existen algunas personas que poseen el poder desarrollado de la telepatia, también hay indicios de falsos telépatas. Muchas veces, el deseo o la necesidad de querer comunicarse a través de la telepatía tiene un poder tal, que la persona se autosugestiona y cree ser capaz de hacerlo, esto es lo que sucede con muchas personas que padecen esquizofrenia, quienes suelen tener la falsa sensación de estar en comunicación telepática con otras personas. Es importante que se entienda que en este caso en particular, el emisor y el receptor es la misma persona.

 

Cómo desarrollar la telepatía

 

Desarrollar la telepatía puede ser para algunas personas algo muy simple mientras que para otras se torna en una actividad bastante compleja; cuando hablamos de cómo desarrollar la telepatía debemos ante todo darnos cuenta de que no tenemos la limitación del espacio temporal, ya que el cerebro no percibe ningún impedimento para que nuestra mente se ponga en contacto con la de otra persona. Uno de los ejercicios de telepatia más comunes es el que se lleva a cabo con los naipes Zener, los mismos cuentan con 25 cartas; dicho ejercicio de telepatía comienza con la extracción de estas cartas, quien realizó la acción posee 5 posibilidades de acertar al tirar las cartas, una por cada cinco, claro está. Aprender el fenómeno de la telepatía puede conseguirse siempre y cuando estemos dispuestos a hacerlo y seamos constantes en la práctica de los ejercicios; aprender telepatia nos permite captar los pensamientos de diferentes personas que se encuentran lejos de nosotros y utilizarlos en forma beneficiosa sin causar daño alguno.

 

google_protectAndRun("ads_core.google_render_ad", google_handleError, google_render_ad);

 

Pero para saber cómo desarrollar la telepatia se debe ante todo conocer lo que se denomina “Chacra Manipura”, esta chacra está situado ariba del ombligo y se relaciona con la telepatía del plexo solar. Para dar comienzo a los ejercicios de telepatia, los expertos recomiendan encontrar un cómodo sillón, relajarnos profundamente e imaginar nuestras radiaciones, todas ellas en el plexo solar. Aprender telepatía requiere de mucha concentración y de que la conexión que exista entre cuerpo y mente sea muy estrecha; cuando lleguemos a un estado máximo de preparación, pasaremos al segundo ejercicio de telepatía: la vocalización de la U.

 

Otra de las formas que nos indica como desarrollar la telepatía es aquella que incluye un ejercicio de telepatía cuyos protagonistas son un dibujo o boceto, el emisor y el receptor. Para esta experiencia pueden utilizarse figuras geométricas sencillas y también objetos no muy complejos como platos o copas dibujadas. Para que el interesado pueda aprender telepatia deberá copiar lo mejor posible el dibujo que el emisor le está brindando. A medida que la eficiencia aumente pueden reemplazarse los dibujos actuales por algunos más complejos.

 


Usuarios activos
4 usuarios activos: 0 miembros y 4 huespedes en el foro.
 Reglas de mensaje
puedes escribir nuevos temas
puedes responder a los temas
puedes adjuntar archivos
no puedes editar tus mensajes
Contactar con el Administrador del foro.

La utilización del servicio vendrá condicionada por la previa aceptación de las Condiciones Generales de Uso del Servicio.

Foro gratis creado en ForosWebGratis.com. Crea tu propio foro aquí.