LAS PLANTAS -LOS JARDINES Y ALGO MÁS...

Descripción de plantas , clasificación sistemática, sus cuidados en nuestros jardines....Ecología. Animales.Plagas...y algo más... Serás Bienvenid@ al Mundo del Conocimiento--------------------------------------------------------------------------------------- --Para postear deberás registrarte.--------------------------------------------------------------No te olvides de colocar en tu PERFIL de dónde eres , así se sabrá el Clima de tu región-------------------------------------------------------------------------------------------Instrucciones------------------------------------------------------- Ordenar: ahi elegir última respuesta o bien lo que desees. Te aparecerán según las páginas... ------------------Luego cliqueas en el tema que deseas leer o publicar ------------------Despues para postear lo podes hacer donde dice RESPONDER o bien NUEVO MENSAJE--------------------------------------- Si deseas abrir un tema nuevo simplemente donde dice NUEVO TEMA ------------------------------------------------------------- GRACIAS !!!

LAS PLANTAS -LOS JARDINES Y ALGO MÁS...
Diseños de jardines
* E-mail:
* Password:
Registrarse Presentación Miembros Imágenes
¿Has olvidado tu Password?

Autor Mensaje
susana
 
Mensajes: 612
Registrado: Abril/2007
Estado: Off-line
Grupo: Administrador del foro
 
 
  Pasos para diseñar un jardín 06/Mayo/2007 - 20:39

PASOS para diseñar un jardin


Un diseño que se ajuste a tus necesidades y las de tu jardín. El jardín de tus sueños (siempre tienes la opción de acudir a los expertos y ser aconsejados por ellos).
Los jardines que mayor satisfacción aportan son aquellos con un diseño y una planificación creado de antemano.

 
Pregúntate  primero para que quieres el jardín: puede que lo quieras para pasear, leer bajo la sombra de los árboles, descansar tumbado sobre el césped, admirar una colección de plantas o para hacer fiestas con tus amigos. También si tienes hijos, mascotas... tiempo para dedicarte a su mantenimiento...  
Busca  en el estilo que quieres dar al jardín: ¿urbano o rural?  Hay que tener en cuenta el presupuesto del que dispones, ya que puede obligar a realizar el proyecto en varias etapas. Decide como va a ser el "paisaje o jardín duro", es decir, las partes no vegetales del jardín tales como solados, pavimentos, borduras, etc.

Adapta el jardín a tus necesidades y observa que tanto las plantas como los demás elementos deberán integrarse de modo que llenen los lugares más adecuados para que sea bonito y de fácil mantenimiento.

¿De qué depende el diseño?
Diseñar un jardín consiste en elegir los elementos y plantas más adecuados, distribuirlos en nuestro espacio de forma armónica y atractiva pero a la vez conveniente para su crecimiento y desarrollo. Por eso cuando se plantea el diseño es imprescindible tener en cuenta varias cuestiones fundamentales que condicionarán el resultado final.

 Si nuestro jardín está en la ciudad se nos presenta la posibilidad de crear un rincón privado y personal al aire libre donde disfrutar un pedacito de naturaleza en medio de la aglomeración de edificios y asfalto. Resulta sencillo hacerlo acogedor y agradable, las plantas y el resto de elementos pueden disponerse en grupos para conseguir contraste y la instalación de alguna cubierta, como por ejemplo una pérgola, sugiere más intimidad.

Si se trata de una casa de campo, chacra o country, su apertura hacia el exterior hace importante tener en cuenta las características del paisaje que lo rodea, de manera que podamos incluirlo en el jardín sin renunciar a nuestros gustos y preferencias. Desde este punto de vista es interesante incluir en el diseño materiales y vegetación de la zona.

Una vez definida la localización, la topografía y el tipo de suelo son dos aspectos muy importantes a la hora de escoger y distribuir los elementos.
 El sustrato sobre el que se asienta un jardín influye mucho en su desarrollo, ya que el aporte de humedad, aire y nutrientes que reciban las plantas depende directamente del tipo de suelo.
 La vegetación natural de la zona e incluso las malas hierbas pueden ayudarnos a saber cómo es el suelo de nuestra parcela y en qué condiciones está, hay plantas que prefieren suelos más ácidos, otras más calizos, otras más húmedos... etc.

Además tocando y manipulando la tierra podremos averiguar muchas cosas sobre ella:
Cuando se desmenuza con facilidad entre los dedos y es áspera estamos ante un terreno arenoso, tendrá un buen drenaje y es cálido.

Si podemos moldearla hasta formar una bola suave significa que contiene mucha arcilla y tendrá por tanto mucha capacidad para retener agua, es un suelo en general húmedo y frío.

En cualquier caso el aporte de materia orgánica en forma de estiércol o mantillo mejora las condiciones de todos los suelos y favorece el crecimiento de aquello que plantemos. Las pendientes, desniveles y demás peculiaridades del terreno, la existencia de árboles y plantas ya desarrollados así como la presencia de muros y otras construcciones exteriores, marcan en muchas ocasiones el punto de partida para empezar a trabajar. Es imprescindible adaptarse a las características de la parcela, por ejemplo, si hay una pendiente marcada se pueden formar terrazas sobre las que disponer los grupos de plantas pero siempre teniendo en cuenta la necesidad de muros de contención (poco económicos) y la posible acumulación de agua en la zona más baja durante las épocas lluviosas.

Otro de los factores que más influencia tiene sobre las plantas es el clima y en el caso concreto de los jardines podría decirse que cada uno tiene el suyo propio. Esto implica una observación minuciosa para descubrir la cantidad de sol y sombra que recibe a lo largo del día y en las distintas estaciones, cómo es la exposición al viento y si éste es salino o no, si hay corrientes canalizadas por edificaciones cercanas o posibles bolsas de aire frío en las zonas más bajas, cuál es la cantidad de lluvia que recibe a lo largo del año, etc.

Las mismas plantas al crecer van modificando las condiciones climáticas y delimitando zonas de mayor o menor sombra, rincones más protegidos o recodos por los que circula la brisa, por eso es importante colocarlas en el lugar más adecuado para su crecimiento sin perder de vista el futuro desarrollo del conjunto.

En cuanto a la iluminación y el carácter cálido o más fresco de un jardín, tienen mucho que ver con la orientación que se le haya dado al mismo. En el caso de que haya muros, edificaciones o grandes árboles alrededor de nuestra parcela que puedan proyectar sombra o desviar la luz hacia algunos puntos, la trayectoria del sol creará zonas de umbría y de insolación que irán variando a lo largo del día y de las estaciones.

En general suelen darse dos situaciones opuestas:
· Que la fachada de la casa esté orientada hacia al sur ( hemisferio sur). En este caso el espacio que queda detrás será sombreado y de orientación norte ( Hemisferio sur); aquí la zona más soleada será la más alejada de la casa. Hay muchas plantas que crecen bien en sombra y que permiten bonitas combinaciones de tonalidades creando un ambiente envolvente de reposo.

· Que el jardín esté orientado hacia el norte. Este espacio será más cálido, de crecimiento más rápido y floraciones tempranas, pero harán falta plantas capaces de resistir la fuerte exposición al sol que inevitablemente sufrirán en el verano; durante este periodo el riego tendrá que ser abundante y frecuente.

Sin embargo, no solo el calor y la sequedad habituales en algunas épocas del año determinan las necesidades de riego de un jardín, en el diseño es fundamental tener en cuenta las condiciones de drenaje del terreno.Podemos descubrirlas en invierno, cavando un hoyo de algo más de medio metro de profundidad, se llena de agua y se comprueba cuánto tarda en filtrarse:
· Si se vacía con rapidez, el drenaje es libre y nuestro suelo apenas retendrá la humedad, harán falta plantas capaces de adaptarse a la sequía.
· Si al día siguiente continúa prácticamente lleno, el drenaje es pobre y el suelo será necesariamente húmedo, las plantas adecuadas serán las que resistan un cierto grado de encharcamiento.
· Si el agua se ha ido absorbiendo lentamente durante todo un día no hay problemas de drenaje y la retención de agua es adecuada para que prosperen la mayoría de las plantas.

En resumen, a pesar de que pueda parecer complicado tener en cuenta todos estos factores, en realidad basta con un poco de paciencia para observar la zona y recoger toda la información que ofrece. Una planificación meditada nos permitirá disfrutar de un jardín equilibrado, práctico y adaptado a nuestros gustos y necesidades.

 Una vez decidido el tipo de jardín que queremos tener, hay que pasar a la práctica. Esto se hace observando el terreno donde se va a asentar nuestro proyecto y realizando un primer boceto del futuro jardín . En este boceto pueden ir ya algunas medidas aunque sean aproximadas; si el terreno es muy grande se aconseja realizar varios bocetos.

 
Tomando medidas

De forma más profesional hay que proceder a realizar las medidas con una cinta métrica, aunque también necesitará una libreta para apuntar, cuerda y clavos, un nivel de burbuja para medir desniveles.... Empiece por los lados más fáciles: largo de la casa, medidas de fachadas, líneas rectas, etc. .

Medidas exactas: el método de la triangulación y de las medidas ortogonales

Para el primer método se adopta una esquina como referencia y a partir de ella se mide hasta el punto elegido. A continuación se toma la misma medida pero marcando como referencia otra esquina. Se consigue así un triángulo que cuanto más ancho sea más exacta será la medida .

El segundo método es aconsejable en jardines cuadrados y rectangulares ya que se aprovechan los lados de la parcela como referencia. Se necesitan dos cintas métricas: la primera se extiende paralela a un lado de la parcela o de la casa hasta que llegue a un punto o al final de la finca. Con la segunda cinta métrica se toman medidas ortogonales (o lo que es lo mismo, perpendiculares) a la primera cinta midiendo y apuntando la distancia a los puntos que deseamos medir. Este método también es apropiado para medir curvas pero tomando intervalos regulares como 0,5 metros (dependiendo del tamaño de curva), 

Medir desniveles

Es muy habitual encontrarnos con parcelas que poseen ciertos desniveles, aunque no suelen ser muy pronunciados. Para medirlos de una forma “casera” pero exacta, se usa un tablón plano, una estaca de 1m y un nivel de burbuja (ver Imagen7).

Unos consejos

A la hora de medir no olvide pasar por alto algunos detalles como: altura de las ventanas de la casa, dimensiones de baldosas y solados, altura de setos, en que punto exacto  una valla pasa a ser ocupada un muro, seto, arriate, diámetro de las copas de los árboles...

Tampoco olvide la situación de ciertos elementos como tomas de riego, arquetas de luz, focos, caseta del perro...

Pasando el plano a escala

Para que todo quede perfecto y limpio es aconsejable traspasar las medidas que ha tomado a un plano a escala. La escala más recomendable corresponde a la 1:100 (1 cm en papel = 1m en la realidad), aunque dependiendo del tamaño del jardín puede jugar con otras escalas. Utilice los materiales de dibujo apropiados como reglas, escalímetros, etc. y pase los trazos a tinta o con un rotulador .

Realizando el diseño

Cuando tenga el plano se podrán colocar encima hojas de papel vegetal y realizar los bocetos que deseemos con distribuciones de plantas o situación de elementos duros (pavimentos), pérgolas, barbacoas... Es aconsejable que dibuje primero una cuadrícula como plantilla que le facilitará la colocación de todos los elementos. Por último atrévase a dibujar el jardín en tres dimensiones o visto de frente para obtener una panorámica más realista de cómo va a quedar el jardín .

 Con el plano sobre la mesa nos disponemos a colocar las plantas que van a estar en nuestro jardín. Pero esta tarea no hay que hacerla a la ligera...

 
Debemos saber qué queremos conseguir de las plantas: sombra, frescor, aromas, relax, frutos... Así podemos disponer de zonas con césped, árboles frutales, parterres de aromáticas, un pequeño huerto... Pero lo que nunca hay que olvidar es que las plantas son elementos vivos y que crecen con los años. Por eso lo aconsejable es imaginarse el aspecto que tendrá el conjunto de plantas con el paso del tiempo.

También hay que prestar atención a la forma, color y textura de las plantas. Es conveniente saber la época de floración de cada especie para poder así realizar combinaciones en macizos y arriates y tener siempre una floración escalonada. Hay que prestar atención al follaje de las plantas y si son de hoja caduca o no, ya que las hojas son un importante elemento decorativo. Un jardín con muchas caducas queda muy triste con la llegada del invierno. Por el contrario un jardín con plantas de hoja perenne puede resultar muy monótono.

Otro detalle a tener en cuenta se encuentra en la forma que presentan las plantas: formas redondeadas, ramas que caen en forma de lloros o que por el contrario son espigadas...

Los primeros elementos que hay que dibujar sobre el plano serán los árboles que son de mayor tamaño y que actuarán como foco de interés principal. Hay que plantarlos de forma que se puedan apreciar en todo su esplendor y sin estorbos pero nunca sin exceder el espacio del que se dispone.

En lugares estrechos convienen árboles de porte erguido y de hoja perenne para que esos rincones se encuentren siempre vestidos. En espacios más amplios pueden tener cabida los árboles con copas más frondosas que pueden ser caducos (hay que prever dónde caerán esas hojas).

Es aconsejable no plantar árboles cerca de las casas porque pueden provocar problemas con sus raíces. Para jardines pequeños son mejores los árboles que aportan belleza todo el año a los que tienen, por ejemplo, una espectacular floración pero poco duradera.

 

Otros detalles sobre los árboles son que los de hoja perenne actúan como cortavientos y dan sombra los de hoja caduca también dan sombra y en invierno dejan pasar la luz y el calor.

A continuación se dibujan los arbustos ya sean sueltos, en setos o en macizos. Se aconseja que sean de hoja perenne para que se mantenga todo el año el esqueleto del jardín intacto. Con la colocación de los arbustos hay que procurar ocultar las partes duras del jardín que no sean muy estéticas: bordillos, alcantarillas, esquinas, solados...

El siguiente paso es elegir y dibujar las plantas de relleno: estas son las vivaces que aportan color y solidez al jardín. También hay que saber la época de floración de cada una para conseguir una perfecta combinación entre ellas y los arbustos.

En este punto hay que destacar que los macizos pueden estar en zonas soleadas o sombrías, hecho que habrá que tener en cuenta al elegir las plantas.
También hay que ver la superficie que ocupa el macizo o arriate. Los macizos mejores estructurados son aquellos en los que las plantas más altas se encuentran en la parte de atrás para no tapar a las de porte más bajo.

Se sigue el diseño con las plantas trepadoras y enredaderas. Estas vienen bien para tapar muros, sobre pérgolas o vallas y necesitarán la ayuda de tutores en un principio.

Por último se dibujan las plantas de los estanques, las que van a la entrada de la casa o del garaje, las macetas sueltas y cualquier otra planta que no se haya tenido en cuenta antes y queramos hacer uso de ella.

Un consejo para los principiantes es que no recargue excesivamente el plano y en consecuencia el jardín buscar pocas plantas no implica un diseño aburrido. Hay que pensar que esas especies crecerán y que cubrirán áreas.   Tampoco es recomendable llenar el jardín con un sinfín de colores, buscar armonía en su conjunto.

Lo  dibujado y escrito en el plano hay que llevarlo en el terreno real



Usuarios activos
81 usuarios activos: 0 miembros y 81 huespedes en el foro.
 Reglas de mensaje
no puedes escribir nuevos temas
no puedes responder a los temas
no puedes adjuntar archivos
no puedes editar tus mensajes
Contactar con el Administrador del foro.



La utilización del servicio vendrá condicionada por la previa aceptación de las Condiciones Generales de Uso del Servicio.

Foro gratis creado en ForosWebGratis.com. Crea tu propio foro aquí.


Estadisticas gratis