Foro Cristiano Evangélico de Resistencia (Chaco)

Foro de debate Cristiano

Foro Cristiano Evangélico de Resistencia (Chaco)
Anàlisis escritural del Movimiento Carismático
* E-mail:
* Password:
Registrarse Presentación Miembros Imágenes
¿Has olvidado tu Password?

Autor Mensaje
Administradora
 
Mensajes: 110
Registrado: Julio/2008
Estado: Off-line
Grupo: Administrador del foro
 
 
  Dones temporales 14/Julio/2008 - 04:17

Don de milagros
Definición: capacidad de hacer obras sobrenaturales.1Cor.12:10.

Una vez que la nueva revelación de Dios y su mensajero eran aceptados el poder de los milagros cesaban.
¿Por qué abundaban los milagros en la época de los apóstoles? Por la incredulidad de los creyentes y por la voluntad de Dios.
Hoy en día muchos buscan milagros o señales pero esta actitud no agrada a Dios Luc.1:18-20
Hoy en día si ocurren cosas milagrosas pero como respuestas a oraciones: sustento en el momento preciso, una protección especial…
El don fue temporal, para edificar el fundamento.

Don de sanidades
Definición: personas con capacidad del espíritu para sanar a personas o librarlas del poder de satanás (demonios)
En los ejemplos de Hechos 9:17-18; 33-35 y Hechos 19:11-12, las personas fueron sanadas por un poder es decir autoridad sobrenatural y aparentemente alguien con el don de sanidad no podia curar cualquier enfermedad o a quien el queria
porque la sanidad no era siempre la voluntad de Dios(2Cor.12:8-9)

El fin del don de sanidad en la iglesia primitiva fue:
Dar autoridad al mensaje y al mensajero que ejercía tal don
La sanidad era instantánea completa y permanente.

La enfermedad puede ser un instrumento de Dios (2 Cor12:7-9) para un propósito espiritual. No existe obligación de parte de Dios de sanar a cualquiera, alguien que insiste en tal cosa esta interpretando mal las escrituras (1 Timot. 5:23)
No hay mandamiento de sanar. Se debe notar que ninguno de los dones de señales son imperativos.
Hay muy poco énfasis en las epístolas. Fuera de 1 Cor 12:9, 28,30, ninguna epístola menciona las sanidades, excepto santiago y esta no es una referencia al don de sanidades sino al ministerio de los ancianos de orar por la sanidad.
Si actualmente tendríamos en ejercicio el don de sanidad bíblicamente, como originalmente el espíritu santo se lo dio a la iglesia primitiva, “repartiendo particularmente a cada uno como el quería “1Cor.12:11, no quedarían enfermos en las iglesias, pues la Biblia dice que en esa oportunidad TODOS eran sanados Hch.5:12-16. Téngase en cuenta que en aquella oportunidad, aun la iglesia débil, los niños en la fe, carnales y que andaban como hombres, nada menos que la iglesia de corintio 1 Co.3:1-4, tenía confirmado el “testimonio acerca de cristo”, sin que le faltara ningún don 1 Co1:6-7. De manera que no fueron los meritos humanos de los creyentes los que condicionaban el don, tampoco serian ahora nuestras “perfecciones” las que lo condicionen. Lo cierto es que si el don de sanidad actualmente no esta en ejercicio, es porque el espíritu santo en su soberana voluntad no lo da, ya que “el reparte como quiere”
Ningún apóstol profeta o maestro, como siervo de Dios, en el nuevo testamento predicaban la sanidad ofreciendo al mundo hacer milagros, jamás lo hacían, ni se insinuaba eso en el nuevo testamento.
Pero lamentablemente hoy muchos predican la sanidad y ofrecen sus milagros al mundo, en sus variadas propagandas incitan a la gente a venir a sus reuniones, prometiéndoles un milagro o sanidad, sin embargo la mayoría de los enfermos vuelven a sus casas así como vinieron. Hay excepciones en algunos enfermos que acuden y estos experimentan el alivio de su mal, hay tres razón entre otras para ello: 1) En el caso de ser creyente, la misericordia de Dios lo alcanza como lo hubiera podido lograr en cualquier otro lugar que, invocando el poderoso nombre del señor Jesucristo, busca el socorro en el infinito amor de Dios.2) El aliento infundido en la “función religiosa” hace que el organismo humano, en sus recursos naturales, supere su propio mal.
3) Encontrándose el paciente, prácticamente en estado de sugestión, pierde la sensibilidad al dolor, temporariamente, pero no erradica su mal. Y los enfermos que no logran alguna de estas experiencias, lo cual es mayoría, vuelven a sus casas enfermos como vinieron.
En la doctrina de los apóstoles, profetas y maestros del nuevo testamento, no se dan instrucciones para predicar la sanidad, ofreciendo milagros al mundo inconverso; y la iglesia del señor tiene que aprender a no saber mas de lo que esta escrito en la santa y Bendita palabra de Dios, también tiene que entender que no le conviene añadir a sus palabras, para no ser reprendida y hallada mentirosa 1 Co.4:6; Prov. 30:5-6
El Señor en la gran Comisión, instrucción y mandato final, definitivo para su iglesia, no mando ni instruyó a sus discípulos para que sanen a los enfermos, no el dijo
: “Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura” Mr16:15, Véase al respecto lo que es el evangelio en 1 Co. 15.1-6; también dijo el señor “Id y haced discípulos a todas las naciones” Mt. 28:19-20; Agregando “Y vosotros sois testigos de estas cosas, (“de mi pasión, muerte y resurrección corporal, actuando en dependencia del espíritu santo, el cual dará testimonio acerca de mí Jn.15:26; 16:14”), encargándoles, Así esta escrito, y así fue necesario que el cristo padeciese , y resucitase de los muertos al tercer día ; y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados (“no la sanidad”) en todas las naciones, comenzando desde Jerusalén” Lc. 24:46-48. Esto es en lo que el apóstol pablo estaba empeñado 1 Co. 1:22-24, y dado el caso probó como esencia de su ministerio la función de testificar acerca del arrepentimiento para con Dios y la fe en nuestro Señor Jesucristo” Hch.20:20-21 Alabado sea Dios por esta fidelidad como Siervo de Dios.
Si apóstoles y demás siervos de Dios del nuevo testamento hicieron grandes milagros, incluso resucitando muertos en el periodo posterior a la pasión y resurrección del Señor, es porque, estando llenos del espíritu santo fueron guiados por el mismo para hacerlo así, Jn15:26-27; 16:12-13, Hch 4.8, 31, entre otras citas. Prácticamente fueron usados por el espíritu santo para ejecutar esos prodigios y milagros, por lo cual jamás fallaron en su cometido, sino que todos eran sanados, véase Hch.5:12-16 y todas las escrituras que tratan el asunto en la iglesia primitiva. Pero es “pervertir el evangelio” cuando se actúa cambiando la guía del espíritu santo, por costumbres, sistemas métodos y convicciones adquiridos de otras fuentes que están fuera del camino establecido en las sagradas escrituras con las pisadas del señor y sus siervos del nuevo testamento en la iglesia primitiva. Esto llevaría a caer bajo el “anatema” Ga. 1:6-9. Que el señor nos libre para que no seamos insensatos sino entendido de cual sea la voluntad de Señor para todos y cada uno de los casos de enfermedad Ef.5:15-17.Este es el camino marcado por el ejemplo apostólico, 2Co.13:8; Hch.9:40; 16:16,18; y también esta marcado por el Señor mismo, como ideal siervo de Dios, marcándonos pisadas en plena dependencia de su padre, Jn .5:19-21,30 entre otras citas. Alabado sea Dios, pero hoy muchos ofrecen sin excepción alguna la sanidad para todos los enfermos, sin escrúpulos y sin depender lógicamente del Espíritu Santo. Esto no es cristianismo Bíblico.

El señor a muchos que sanó les prohibió publicar el hecho en la sociedad humana Mt.8:1-4; 9:27-30; 12:15-21,39; Mr. 7:32-36, 8:22-26, con la excepción del Gadareno a quien mandó publicarlo, porque no estaba en su itinerario ministerial trabajar en esa zona, Mr. 5:18-20 ; Esta actitud del señor marcando las pisadas del camino, debe hacer pensar a los que predican por todos los medios sus “ milagros y sanidades” , véase al respecto el ejemplo del apóstol pablo 1Co.1:22-24; esto constituye un contraste muy marcado que debe hacer temblar a quienes quieren servir a Dios.



Autor: Un misionero, anciano y pastor de una iglesia evangélica de Resistencia chaco(Argentina)

segunda parte:

No existe ningún mandamiento del señor a su iglesia para que esta se dedique a sanar los enfermos del mundo; ni Ángeles enviados con expresas instrucciones para la iglesia encargaron a los santos que se dediquen a hacer milagros; lo que decía el mensajero celestial fue: “Anunciad al pueblo todas las palabras de esta vida”, la vida eterna ofrecida en cristo, es decir el evangelio Hch. 5.19-20, 25-32; 11:18; Jn.3:36; 1 Jn.5:10-13. Si los santos hacían prodigios y milagros, eran guiados por el Espíritu Santo, poniendo en ejercicio el don de sanidad dado en la iglesia, pero esos santos no se ocupaban de publicar sus milagros, ni menos aun ofrecerlos a la gente, pero hoy en día muchos lo hacen, prometiendo lo que el espíritu santo no les autoriza en Unción expresa y convencional. Cuando los santos ejercían el don de sanidad en plena dependencia del espíritu santo, este don jamás fallo, ni dependía de la fe que tenia el enfermo; El Don (“carisma” en griego), es verdadera capacidad divina, con la virtud de crear la fe todo lo necesario como para que todos sean sanados; véase un ejemplo muy claro en Hch. 3:1-10, donde el enfermo ni siquiera tenia predisposición para ser sanado. Antes de que exista la iglesia, templo del espíritu santo , y poseedora del don de sanidad, los milagros si dependían de la fe del enfermo , pero esto se registra en los cuatro evangelios, donde el ministerio de los apóstoles y demás siervos del Señor, se desarrollaba predicando el evangelio del reino de los cielos sin que aun exista la iglesia , y nuca se registra en el libro de los hechos de los apóstoles donde el ministerio de los siervos de Dios en la iglesia cristiana era predicando el evangelio el evangelio de la gracia de Dios compárese Mt. 3:2 ; 4:17 ; 10:5-8 con lo de Hch.20:24-25; Ro. 14:17, Col. 4:11; 1 Co. 4:19-20

El texto que tenemos al final del evangelio de marcos, 16: 17-18 no conforma parte de la gran comisión dada por el señor a su iglesia, sino que constituye una referencia profética generalizada , que tuvo cumplimiento en todos los creyentes que dependían del espíritu santo, y no de costumbres, métodos y convicciones humanas ; este cumplimiento confirmaba, probaba ser legitimo, el testimonio al nombre de un cristo que murió, pero que sin embargo retorno a la vida con gloria eterna , Mr.16:19-20. Y toda vez que los creyentes actúen en este camino en entera dependencia del espíritu santo, siguiendo esas pisas de entera abnegación, esta profecía tendrá su cumplimiento. Este texto constituye una profecía que el Espíritu Santo esta encargado de darle cumplimiento, pero no constituye un mandato o comisión del señor para su iglesia. Tengamos mucho cuidado de no torcer las escrituras para la propia destrucción 2 Ped. 3:16. Sin embargo muy pronto en la era cristiana, en el año 61 D.C aproximadamente, la autoridad apostólica establecía limitaciones en la imposición de manos, para reprimir el desorden y la contaminación espiritual de los santos 1 Tim.5:22; compárese también 1 Co. 7:1, cuando ya se apagaba el primer amor de la Unción , Ap 2:4 y empezaban a influir las convicciones por costumbre. Lamentablemente ahy quienes toman el texto de Mr. 16:17-20, dándole el sentido de comisión y mandato del Señor para la iglesia, y la imposición de manos es norma general del ministerio y requisito indispensable en la liturgia: Es por estas desviaciones del camino que se producen, lamentablemente, tantos escándalos y fracasos en el testimonio. Que Dios nos guarde, para no salir del camino dejando las pisadas del señor marcados en el ejemplo de sus siervos bíblicos para la iglesia.
Si, el señor no mando a la iglesia, comisionándola para sanar enfermos del mundo, después de haber resucitado el de los muertos, aun que la iglesia lo hacia dirigida, guiada, por el Espíritu Santo, ¿ pero porque algunos hacen de esta pretendida “milagreria” , que asemeja al curanderismo, la esencia misma de todo su ministerio, ofreciendo la sanidad del cuerpo al mundo inconverso, y aun fanatizándola de tal manera que reemplazan al evangelio de cruz y arrepentimiento, que Jesucristo nos mando a predicar? Y todo ellos se hace con un porcentaje tan elevado de fracasos que avergüenzan el testimonio de la verdad. ¿Quien los autorizo a prometer los milagros inescrupulosamente sin darles cumplimiento? Esto es una desviación muy peligrosa, esto es dejar de seguir en las pisadas del Señor marcadas por sus siervos bíblicos, esto es un cristianismo inventado, procedente de otra fuente y no de la verdad Bíblica. Como deberíamos repasar cuidadosamente ésta supuesta teología y si queremos defender este error doctrinal buscar al menos una cita bíblica donde se pruebe que la iglesia primitiva del señor fallo en el intento de sanar algún enfermo. Será que Dios oculta en su palabra escrita las fallas y fracasos de su iglesia? Lo que estudian la Biblia saben muy bien que eso no es así. Que Satanás no nos engañe haciendo profanar el testimonio de Dios sobre la tierra y muchos blasfemen el Nombre Santo y Bendito de nuestro Señor Jesucristo al no experimentar el milagro prometido por los hombres sin depender del Espíritu Santo para ello.
Si los apóstoles y demás siervos de Dios presentados por el en su palabra escrita, nunca ofrecían sus milagros a la gente para darles testimonio, siendo que muy bien podrían haberlo hecho, ya que siempre sanaban a todos lo enfermos que atendían y también resucitaban los muertos y ¿porque hoy en día muchos ofrecen su pretendidos milagros al mundo siendo que en sus iglesias tienen enfermos mucho y de todo tipo? Cuan lejos se llego desviándose del camino, por usar mal las escrituras, Porque no se “usa bien la palabra de verdad” 2 Tim.2:15.
Entiéndase bien en ninguna manera se niega el poder Dios para hacer milagros, al contrario muchas de las campañas que se realizan hoy , avergüenza a otros cristianos evangélicos, pues presenta al mundo la imagen de un Dios muy limitado, cuyo testimonio deja a multitud de enfermos sin alcanzar la sanidad prometida, Según la Biblia cuando Dios impacte realmente al mundo estableciendo el trono blanco en relación con este, la tierra y el cielo desaparecerán de su presencia, pasando a la desintegración a causa del despliegue que Dios como creador, hará de su Gloria. Ap.20:1. Y el impacto de Dios en su Gracia, que el hizo al mundo confirmando la resurrección de su Único hijo, el Señor Jesucristo, produjo los efectos señalados en, Heb.2:3-4, sin dejar ningún enfermo sin ser sanado y resucitando muertos, en su testimonio, usando en aquel tiempo, a sus siervos con el don de sanidad en el espíritu Santo, y con “operaciones” Soberanas, con sus siervos sumisos y dependientes por el Espíritu Santo.

Entiéndase bien: Damos gracias a Dios por los científicos y profesionales en medicina ellos actúan mitigando el mal que aqueja a nuestra especie por permisión divina y nos benefician dado el caso de necesidad, hasta que el Señor Jesucristo venga y produzca “la redención del cuerpo” de todos los que constituimos su Iglesia Universal por causa de haber creído en El de todo corazón como Señor y Salvador personal, en sincero arrepentimiento de nuestros pecados.
Damos gracias al señor que muchos de estos profesionales, reconocen y confiesan la posibilidad de “milagros de Dios”, en muchos casos que están fuera de la capacidad científica en su benéfica profesión.
Pero no olvidemos que la Biblia dice: “Hágase todo decentemente y con orden” 1 Co.14:40, y como cristianos nos corresponde el orden bíblico en el ejercicio de nuestro culto a Dios, el testimonio del evangelio y el servicio de amor a nuestros semejantes. Amén

 

 


Usuarios activos
105 usuarios activos: 0 miembros y 105 huespedes en el foro.
 Reglas de mensaje
puedes escribir nuevos temas
puedes responder a los temas
puedes adjuntar archivos
no puedes editar tus mensajes
Contactar con el Administrador del foro.



La utilización del servicio vendrá condicionada por la previa aceptación de las Condiciones Generales de Uso del Servicio.

Foro gratis creado en ForosWebGratis.com. Crea tu propio foro aquí.